aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 19 de marzo de 2019
Zaragoza
12/6/2013

El Ebro arrastra el embarcadero de la Expo hasta el Azud

Guillermo Pemán Portella

Zaragoza.- El pico de la crecida del Ebro a su paso por Zaragoza arrancó este pasado martes por la noche el embarcadero de la Expo y lo arrastró hasta el Azud, donde ha quedado enganchado en una de sus pilastras.

La estructura se soltó de su anclaje en torno a las 23.00 horas de la noche del martes. Una unidad de buceadores de los Bomberos de Zaragoza impidió que este equipamiento, inaugurado en 2008, siguiera su curso río abajo.

Según fuentes de Bomberos, la fuerza con la que discurre el agua del Ebro impide por el momento su extracción. Un equipo se ha desplazado hasta el lugar de los hechos para estudiar las posibilidades y apuntan a la bajada del caudal prevista para el viernes para amarrarlo y arrastrarlo hasta la orilla.

Los Bomberos no temen que la estructura se suelte de la presa, pero sí que apuntan posibilidades de que se parta.

 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José Carlos Fuertes Rocañín

José Carlos Fuertes Rocañín

El suceso de Godella: ¿incompetencia social?

Hace mucho tiempo que desde la Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses, a la que tengo el honor de pertenecer y de ser miembro fundador, venimos reclamando “otras” medidas para abordar el tratamiento del enfermo mental grave que comete acciones violentas y antisociales. Enfermo que, a la sazón, no tiene, ni puede tener, conciencia de la ilicitud de su acción, cuyo pensamiento está sumido en una estructura delirante y de cuya conducta se pueden derivar hechos horripilantes.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Ötzi. Alpes del Tirol. Italia.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra
Semana Teatral
Por Francisco Javier Aguirre