aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 27 de julio de 2017
Economía

3/6/2013

"El proceso laboral de Sarga fue muy duro para los trabajadores, pero ahora tenemos nuevos horizontes"

Enrique Martín es el nuevo director gerente de Sarga. Desde abril está al frente de la empresa pública con un objetivo: hacer bien el trabajo y satisfacer al cliente. Asegura que lo peor, el proceso laboral, ya ha pasado, y añade que ahora tienen nuevos horizontes. La campaña antiincendios ya está en proceso.
Marta Gracia Sánchez
El director gerente de Sarga, Enrique Martín

Zaragoza.- La empresa Sarga, Sociedad Aragonesa de Gestión Ambiental, resultante de la fusión entre Sirasa y Sodemasa, ya tiene nuevo director gerente, Enrique Martín. Empieza con ganas y con la vista puesta en un futuro, del que espera que sea mejor que lo que ha pasado. Asegura que el proceso de reestructuración que tuvo que hacerse fue “muy duro” para los trabajadores, pero ahora hay nuevas perspectivas.

El primer objetivo ya se ha alcanzado, que era sanear las cuentas ya que había un déficit económico de 5,1 millones de euros. Martín señala que la economía de Sarga está ya saneada y equilibrada para esta nueva etapa.

El futuro más próximo pasa por hacer bien su trabajo y satisfacer al cliente y a los trabajadores. La campaña antiincendios es uno de sus proyectos ahora que llega el verano, pero la modernización de regadíos e incluso la internacionalización son dos procesos a corto plazo para la empresa.

Enrique Martín reflexiona sobre el pasado y el presente de Sarga y habla de todos los planes de futuro.

Pregunta.- En abril empezó su andadura, ¿cómo afronta este cargo?
Respuesta.- En abril empecé con la unión de estas dos empresas, ya sabéis que Sarga proviene de la fusión entre Sirasa y Sodemasa. El primer encargo que tuvimos por parte del Gobierno de Aragón fue conseguir equilibrar la situación económica en la que estaban las empresas. Eran dos empresas con un potencial humano muy grande, con muchos trabajos en muchos lugares y lo que hemos hecho ha sido intentar racionalizar todo un poco y conseguir que ese déficit económico que había, que era de 5,1 millones de euros, quedara equilibrado. Este ha sido quizás el primer paso.

P.- ¿Se puede decir que la empresa está saneada?
R.- Si, en este momento podemos decir que la empresa está saneada y equilibrada. Hay que seguir trabajando, lógicamente, estamos en una situación compleja en cuanto a intentar incurrir en el menor número de gastos posibles. Hay que tener mucho cuidado con estas cosas. La empresa está distribuida por todo el territorio de Aragón y entonces intervienen muchas cosas como pueden ser los desplazamientos o como pueden ser el mantenimiento de centros de trabajos en distintos puntos, que esto también, indudablemente, cuesta dinero. Estamos en un proceso de recorte del propio gasto interno de la empresa.

P.- Como bien ha dicho, Sarga es la empresa resultante de la fusión entre Sodemasa y Sirasa, el proceso ha tenido algunas polémicas en su transcurso, ¿eso influye a la hora de ponerse al frente de de la empresa?
R.- La verdad es que sí, claro que influye, indudablemente. Era la primera vez que hacía un proceso de esta clase, pero hay que tener en cuenta que después de haber consensuado con el comité de empresa, con los representantes de los trabajadores, que en este caso fue bastante complejo, porque eran los de Sodemasa y Sirasa, después de conseguir el consenso, al menos con la mayoría de ellos, hicimos lo menos duro para los trabajadores y lo que podía servir para salvar la empresa, sino no hubiera sido posible.

Enrique Martín lleva en el cargo desde abril de este año
Enrique Martín lleva en el cargo desde abril de este año

P.- ¿Cuáles son los objetivos de Sarga?
R.- En este momento, quizás el objetivo principal que tenemos es dar servicio a nuestro dueño, que en este caso es el Gobierno de Aragón y dentro de él al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Nosotros dependemos de la Corporación Pública Empresarial, que está integrada dentro del propio Gobierno de Aragón organiza y manda para este tipo de empresas y el primer objetivo sería eso: Hacer los trabajos y hacerlos de calidad. Además de hacerlos de una forma suficientemente clara para que nuestro cliente principal, que es ese Departamento, aunque estamos intentando expandirnos a otros departamentos, esté satisfecho.

P.- ¿Cuáles son esos otros departamentos?
R.- Bueno pues en principio hemos trabajado con el Departamento de Obras Públicas, pretendemos hacelo también con el de Hacienda y con el de Justicia. En eso estamos abiertos a todo lo que nos puedan ofrecer y nosotros podamos hacer, indudablemente.

P.- ¿Cómo va la campaña antiincendios?
R.- La campaña se divide en dos partes, la campaña de prevención contra incendios forestales y otra de extinción de incendios. La primera se está desarrollando de forma normal en las tres provincias y estamos trabajando en los sitios en los que la Dirección General de Gestión Forestal nos ha puesto en el planning, en la hoja de ruta que tenemos que seguir.

De momento, incendios importantes este año todavía no hemos tenido. Ojalá no los tengamos y ojalá continúe también la climatología acompañándonos. Es indudable que el verano va a llegar, aunque no nos lo creemos en este momento, va a hacer calor, la vegetación se va a secar y seguramente tengamos que actuar. Nuestro operativo está preparado y está dispuesto para actuar en el momento en el que surja cualquier problema.

El operativo está disponible 24 horas con un sistema de guardias.

P.-Una de las principales demandas de los agricultores es la petición de modernización de regadíos ¿Cómo va el proceso?
R.- Pues este proceso va despacio. En este momento tenemos ya, tanto en la provincia de Huesca como en la de Teruel, abiertas algunas modernizaciones, que en este momento se están haciendo. Hay un problema financiero de las propias comunidades de regantes con las entidades bancarias, problemas económicos, pero que están en vías de solucionarse. También desde el Gobierno de Aragón como dsede la empresa Sarga están proponiendo negociarlo de alguna forma para que puedan ser posibles la realización de estos trabajos.

P.- ¿Entienden desde Sarga esta petición?
R.- Si claro. Entendemos que es una cosa totalmente necesaria y que no se puede parar. Lo malo de esto sería parar las obras o este tipo de acciones y luego volver a comenzar. Tradicionalmente, Sarga se ha ocupado de este tipo de obras y las ha realizado de forma correcta.

P.- Hoy en día la internacionalización es uno de los puntos clave para las empresas, ¿lo es también para Sarga?
R.- De momento es uno de los planteamientos que tenemos, todavía no está desarrollado, pero sí que es cierto que se han puesto en contacto con nosotros tanto empresas públicas con proyectos europeos como de fuera del continente europeo. Pero bueno, de momento de lo que nos tenemos que ocupar es de lo que tenemos en nuestro círculo más próximo, que es lo que tenemos que debemos atender. En un futuro sí que está previsto hacer esto.

P.- ¿Un futuro a corto plazo?
R.- Pues es posible que un futuro a corto plazo. De momento tenemos que trabajar, cumplir el objetivo que tenemos y llegar a todos, tanto a los trabajadores como a los clientes para que estén satisfechos.

Enrique Martín señala que hay nuevos horizontes para Sarga
Enrique Martín señala que hay nuevos horizontes para Sarga

P.- ¿Tienen previsto algún tipo de contratación?
R.- El acuerdo que firmamos era que la gente que había salido de la empresa serían las primeras en recolocarse si es que la empresa necesitaba recolocación, este fue el acuerdo que se firmó con los sindicatos. Se ha dado el caso de una persona que sí hemos tenido que volver a recoger, porque se ha producido una baja maternal y ha habido que colocar a una persona que ya había salido.

P.- Supongo que llegará a un largo plazo ¿no?
R.- Claro. De todas formas también hay una empresa, porque fue un acuerdo con el comité de empresa de recolocación, esas empresas que se dedican ahora a ofrecer profesionales en distintos puntos, porque tenía un perfil muy determinado y son gente muy específica que se pueden colocar en otras empresas que lo necesitasen.

P.- ¿Cuál es el futuro de Sarga?
R.- Como gerente de la empresa espero que el futuro sea bueno. El futuro, de momento, a corto plazo, está difícil, porque la situación económica está mal. El año 2013 es malo, ojalá el año 2014 empiece a ser un poco mejor. Hay que tener en cuenta que nosotros dependemos mucho de los presupuestos de la propia Comunidad, así que como vaya la Comunidad iremos nosotros. En este momento, nuestro objetivo principal es dar un servicio correcto, luego que los trabajadores estén suficientemente contentos con la empresa y que se encuentren agusto con ella para poder trabajar con ilusión y luego, si es posible, crecer.

P.- Parece que lo peor ha pasado…
R.- Creo que sí. El proceso laboral fue muy duro, sobre todo para los trabajadores y la gente que tuvo que desvincularse de la empresa. Ha pasado una nueva época y tenemos un nuevo horizonte y nuevas perspectivas.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Llamadme Alejandra", de Espido Freire
Vicente Franco Gil

Vicente Franco Gil

El efecto invernadero y la natalidad

Llueve sobre nuestras temerosas sociedades un continuo aguacero de proclamas apocalípticas interpretando el cambo climático. Aquel vicepresidente demócrata estadounidense, Al Gore, y su visión catastrofista del calentamiento global, con un enfoque que le reportó pingües ingresos económicos, alzó la siembra del pánico basándose en una argumentación que más de un experto desmontó. Asimismo, días atrás, un diario español de tirada nacional, expuso en versión digital una gráfica de medidas eficaces para amortiguar el impacto medioambiental. Paradójicamente y con diferencia, la principal opción para conseguir dicho fin reside en tener menos hijos.