Deportes El Real Zaragoza busca el tesoro de la tranquilidad en Mallorca

El Real Zaragoza busca el tesoro de la tranquilidad en Mallorca

Álvaro vuelve a la lista tras superar su lesión muscular
Álvaro vuelve a la lista tras superar su lesión muscular

Cierra este lunes el Real Zaragoza la jornada número 31 en la categoría de plata del fútbol español y lo hace con su visita a un terreno de infaustos recuerdos para el zaragocismo. Concretamente Mallorca, donde los maños descendían en una lluviosa tarde de mayo. Ahora la situación es distinta, pero la importancia de los puntos es capital para los hombres de Víctor Fernández. 

Porque una vez conocidos todos los resultados, la distancia con la zona de descenso ha vuelto a recortarse hasta los cuatro puntos. Algo que se sabía de antemano teniendo en cuenta que el Extremadura tenía el triunfo asegurado al medirse al eliminado Reus, un botín que el Real Zaragoza sumará, sin necesidad de jugar, en la jornada que se disputa en plena Semana Santa. 

Para el encuentro, que arranca a las 21.00 horas, Víctor Fernández ha dejado en tierras aragonesas a Diogo Verdasca, Marc Gual y Daniel Lasure. Sí han viajado en la lista de 18 Nieto y Pombo, una vez cumplida su sanción, además de futbolistas que han arrastrado molestias durante la semana o que están recién salidos de una lesión como es el caso de Zapater y el máximo goleador de la temporada maña, Álvaro Vázquez. 

En cuanto al once, Fernández ha ensayado esta semana con el ansiado centro del campo formado por Eguaras, Igbekeme y Guti, aunque todo apunta a que el canterano, lejos de estar al 100%, dejará su sitio en la titularidad a Pep Biel. Además, Pombo cuenta con muchas opciones de regresar al once partiendo desde la banda izquierdo en detrimento de Diego Aguirre. Arriba, salvo sorpresa, Linares. 

Si el Real Zaragoza es capaz de imponerse a un rival que llega lanzado, superará en la tabla clasificatoria a Numancia, Rayo Majadahonda y Tenerife, los tres con dos puntos más que los blanquillos, y volverá a poner tierra de por medio con la agónica zona de descenso. En caso contrario, el tesoro de la tranquilidad deberá esperar una semana más, con todo lo que eso conlleva.