Política Los partidos muestran dudas sobre los convenios para la transición de las cuencas mineras de Sánchez

Los partidos muestran dudas sobre los convenios para la transición de las cuencas mineras de Sánchez

La mayoría de los grupos políticos que conforman el arco parlamentario autonómico han mostrando sus dudas respecto al anuncio realizado este miércoles por Pedro Sánchez para la puesta en marcha de convenios para la transición de las cuencas mineras. Principalmente por el momento electoral y la falta de concreción.

Los portavoces en materia energética han hecho la valoración minutos antes del comienzo de la sesión plenaria
Los portavoces en materia energética han hecho la valoración minutos antes del comienzo de la sesión plenaria

Zaragoza.- Minutos antes de iniciar el Pleno de las Cortes de Aragón, los portavoces en la materia energética han valorado el anuncio realizado hace menos de 24 horas por el presidente de España, Pedro Sánchez, en relación a las cuencas mineras. Y es que Sánchez quiere aprobar en el próximo Consejo de Ministros la Estrategia de Transición Justa. Un documento para la puesta en marcha de convenios para que el fin del carbón en las cuencas mineras españolas tenga impacto “cero” en el empleo, según sus propias palabras.

Dolores Serrat (PP) ha criticado que llegue “en un momento en el que el Gobierno está a punto de ser disuelto y que no cuenta con PGE para este año”. Además, que se presente después de que Enel haya anunciado el cierre de la Central Térmica de Andorra, para Serrat “es empezar la casa por el tejado, y ahora querer hacer la casa”.

Le ha respondido Javier Sada (PSOE), quien pone en valor que Sánchez “al menos ha presentado algo", mientras que "en los 8 años del PP se estuvo permanentemente mirando para otro lado”. Para el socialista, lo anunciado “suena bien pero queremos saber qué concreciones”. Así que, hasta que no se conozca el contenido pide “prudencia” y “continuar en la misma línea de exigencia absoluta al Gobierno de España”.

Sin embargo, para Marta Prades, de Podemos, además de “llegar tarde”, está “vacío de contenido” porque “no ofrece una alternativa viable y a corto plazo para que la gente puede residir en el territorio”. Especialmente dura ha sido al calificar como “ruin” que este jueves se presente en la sede del PSOE a miembros de gobiernos socialistas - a ella acude el director general de Energía aragonés-, porque “es el Gobierno el que tiene que explicarlo, no el partido”.

Arturo Aliaga (PAR) considera que, “tal y como está el Gobierno y sin presupuesto, no sé qué soluciones se van a dar”, porque se debe tener en cuenta que “las soluciones urgen”. Además, ha calificado de “electoralista” que el anuncio se haga una vez convocadas las elecciones generales. Espera conocer el contenido lo antes posible para “saber qué efectividad puede tener”.

“Transición energética, sí, pero poner en riesgo empleos, no”, aseguraba Javier Martínez (Cs), porque considera que la ley que ampara estos convenios “pone en riesgo muchísimos empleos en todo Aragón". Se ha mostrado convencido de que afectará al sector del automóvil, “lo que podría destruir 25.000 empleos en la provincia de Zaragoza”.

“No sé si el momento es el mejor” ha reconocido Gregorio Briz (CHA), debido a la “situación de inestabilidad política”. Sin embargo, aplaude que Sánchez haya tomado la iniciativa porque “hay que caminar por esta senda”.

Por último, “escepticismo” ha mostrado Patricia Luquin (IU) porque “decir que va a tener coste cero de empleo es más un desideratum que una realidad”. “Ojalá sea verdad”, ha dicho, pero “no solo hace falta compromiso político, sino también presupuestario".