Tribuna Digital Malpica-Santa Isabel, polígono industrial de Zaragoza

Malpica-Santa Isabel, polígono industrial de Zaragoza

Cuentan las crónicas que en diciembre de 1964 se aprobaba por el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de la Vivienda, la construcción del Polígono de Malpica, vinculado al Plan y Polo de Promoción y Desarrollo Industrial de Zaragoza. En el segundo concurso para la obtención de los beneficios concedidos en los Polos de Promoción y de Desarrollo Industrial, se presentaron nada menos que 333 solicitudes que sumaban una inversión fija de 23.896 millones de pesetas y 27.347 puestos de trabajo.

Cuentan las crónicas que en diciembre de 1964 se aprobaba por el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de la Vivienda, la construcción del Polígono de Malpica, vinculado al Plan y Polo de Promoción y Desarrollo Industrial de Zaragoza. En el segundo concurso para la obtención de los beneficios concedidos en los Polos de Promoción y de Desarrollo Industrial, se presentaron nada menos que 333 solicitudes que sumaban una inversión fija de 23.896 millones de pesetas y 27.347 puestos de trabajo.

El Polo de mayor número de solicitudes y con mayor volumen de inversión propuesta era el de Zaragoza. Han pasado más de 54 años desde entonces. Su terminación e inauguración tardó algunos años más, gestionándose después por el SEPE. El Polígono de Malpica se encuentra ubicado entre la autopista A-2 y la carretera nacional N-II. Tiene una longitud de 4 km. En él se ubican hasta 369 empresas, aproximadamente. Tiene en la actualidad una superficie delimitada de 1.560.000 metros cuadrados. En el proceso de segregación de Villamayor de Gállego como municipio independiente, este intentó incluir el polígono en su delimitación territorial en su nuevo término municipal, oponiéndose el Ayuntamiento de Zaragoza.

Allí se encuentra también la antigua Universidad Laboral de Zaragoza, hoy cerrada y en desuso, a cargo del Gobierno autonómico. El centro educativo, inaugurado oficialmente el 15 de noviembre de 1967, llegó a ser uno de los más destacados de Aragón por su alto nivel formativo y por la calidad de sus instalaciones. Por sus aulas pasaron miles de estudiantes de diversos puntos de España. Ocupa una superficie de 20 hectáreas en el polígono, a 11 kilómetros del centro de la ciudad, fue construida en un tiempo récord (7 meses) y su presupuesto rondó los 257 millones de pesetas.

El polígono industrial da empleo directa e indirectamente a varios miles de trabajadores/as, y transitan diariamente por sus calles y espacios libres cientos de vehículos y personas, clientes, comerciales y proveedores para dar vida, generar riqueza y empleo al tejido industrial.

Las roturas de la tubería principal de abastecimiento de agua potable de la red municipal hizo que varias calles del barrio de Santa Isabel y del polígono industrial de Malpica no dispusieran de abastecimiento de agua corriente durante una semana. Estas graves incidencias y la interrupción del suministro que han producido numerosos perjuicios económicos a las empresas del Polígono Industrial y a los comercios y establecimientos de hostelería, como pueden acreditarse, han puesto de manifiesto la falta de inversiones y déficit de servicios públicos que deben correr a cargo de la Administración Municipal.

Podemos apreciar que es una zona que adolece de un gran abandono por parte de los servicios públicos, y presenta serias deficiencias en sus viarios, espacios libres e infraestructuras, entre otros problemas. 

Los empresarios y propietarios ven necesarias, en un primer diagnóstico, entre otras, obras de rediseño y reforma de la señalización viaria horizontal y vertical de las calles, especialmente de las rotondas y de los accesos y salidas a la CN y a la AP, evitando accidentes de tráfico, mejorando la seguridad vial, y facilitando la orientación de los usuarios en el acceso a las empresas, etc. También plantación de arbolado denso en zonas verdes y espacios libres, y mantenimiento de las mismas, especialmente el parque sin ejecutar; implantación de bancos, fuentes y parques infantiles, etc.; diseño e implantación de un carril bici que conecte Santa Isabel con el polígono, y su trazado por todo el viario central y perimetral del mismo, a fin de evitar riesgos para los ciclistas, y facilitar la accesibilidad de los trabajadores/as a las empresas; estudio y financiación para el establecimiento de una lanzadera de transporte urbano para acceso a las empresas; establecimiento de marquesinas para proteger a los usuarios de las inclemencias del tiempo en su espera al autobús; renovación de infraestructuras subterráneas, y de alumbrado; pavimentación de calzadas y establecimiento de aceras y zonas de itinerarios peatonales; implantación de los equipamientos necesarios en los solares de titularidad municipal; obras de conexión viaria interna de los Polígonos Malpica-Santa Isabel y Malpica-Alfindén.

Es urgente la inclusión en los Presupuestos municipales de varios ejercicios de las partidas suficientes para hacer frente a estas inversiones, tan necesarias para mejorar la calidad de vida de los empresarios/as y trabajadores/as, y la competitividad de este tejido industrial, y revertir la aparente situación de abandono y falta de mantenimiento de esta importante zona de la ciudad, ubicada en el casco urbano, en el Distrito del Barrio de Santa Isabel, y lindante con la zona industrial de La Puebla de Alfindén; y la creación por primera vez de una Concejalía de Industria que se responsabilice y haga cargo de las necesidades de las empresas de Zaragoza, ciudad eminentemente industrial como es evidente.


* Jurista