Sociedad Víctor Fernández suma dos incógnitas, una de ellas Soro, para recibir al líder

Víctor Fernández suma dos incógnitas, una de ellas Soro, para recibir al líder

El entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, ha elaborado una lista de 18 futbolistas para recibir este sábado al Albacete. Eso sí, el técnico ha asegurado estar "muy preocupado" por Soro y por otro jugador, sin desvelar, tras un lance en la sesión de hoy. Advierte de que será un partidazo y de que tienen recursos como para ganar.

El técnico acumula un carrusel de bajas ante el Albacete
El técnico acumula un carrusel de bajas ante el Albacete

Zaragoza.- El Real Zaragoza no disputa este sábado un partido cualquiera. Visita el Estadio Municipal de La Romareda el líder, el Albacete, un equipo que sólo ha perdido tres encuentros desde que arrancara la temporada, hace ya 25 jornadas. Y lo hace de nuevo tras una semana de contrastes porque la reacción deportiva, innegable, viene acompañada por una situación rutinaria: el overbooking que se vive en una enfermería que va ganando "adeptos". 

Para el choque están convocados 18 futbolistas del primer equipo, descartados por lesión Lasure, Zapater, Papu, Muñoz, Toquero y Grippo. Además, en el entrenamiento de este viernes ha vuelto a suceder un nuevo contratiempo, tal y como ha confirmado, a medias, el propio Víctor Fernández en su comparecencia en la Ciudad Deportiva. "Estoy muy preocupado por Soro", ha advertido, y también por otro futbolista involucrado "en una desgracia al acabar el entrenamiento". 

Sí se puede desprender por sus palabras que se trata de un central, aunque se ha acogido a su derecho de no conceder más pistas a un rival que se está mostrando dominante en la categoría de plata del fútbol español este año. Cuestionado por posibles variaciones en el centro de la zaga, ha vaticinado que "va a haber algún cambio seguro y más después de lo que ha pasado", añadiendo que "Dorado tiene posibilidades como el resto de sus compañeros" de debutar. 

Pero sin buscar excusas, ni entrar en alarmismos, Víctor Fernández también se ha centrado en las fortalezas de sus hombres. "Veo muy bien al equipo, vamos a jugar muy bien y lo vamos a sacar", ha valorado el maño, esperando "un partido de mucho ritmo en el que se necesita mucha velocidad y mucho acierto". De hecho, ya ha advertido a su plantilla que tienen que dar "el 100%, sin reservar nada, para sacar adelante el partido". 

Partido o, más bien, partidazo. Así lo ha calificado el técnico, enumerando virtudes del Albacete como ser ordenados en defensa, con ritmo, su presión o que arriba son "dinamita pura". Eso sí, de nuevo, un mensaje tranquilizador y optimista: "A pesar de que hay una distancia de puntos entre ambos fuera de lo normal, tenemos recursos futbolísticos suficientes como para, acompañados de nuestra afición, ganar el partido y será de poder a poder". 

Entre las claves para cosechar ese triunfo, Víctor ha señalado que todavía deben "dar más continuidad al juego, tener tramos más largos de buen juego que malo y ser más regulares". También algo que no viene sucediendo, a excepción del choque ante el Oviedo: "Sería muy importante adelantarse porque te permite manejar mejor los tiempos del partido y no te obliga a tomar decisiones más desesperadas". Y más ante un Albacete que maneja bien los registros una vez que toman la delantera en el electrónico. 

También se ha mostrado convencido Víctor Fernández de que van a tener que "arriesgar mucho" este sábado frente a los manchegos y que la mejor manera de despojarse de una posible ansiedad clasificatoria es "siendo valiente y ambicioso". Apela por tanto el técnico a "jugar con tranquilidad, tratando de imponer el control de juego", lo que les otorgaría "muchas más opciones de ganar". 

De hecho, Fernández ha reconocido que "si estuviera en la grada y no en el banquillo iría más ilusionado al campo", con la mentalidad de que deben "ser dominantes en La Romareda, que pesa a todos los rivales". En este sentido, ha incidido en que su equipo le transmite "certezas" y que han hecho "muy bien el trabajo de la semana", pese a los contratiempos que se confirman semana tras semana como la principal piedra en el zapato con la que convivir. 

Dentro de esa citación destaca también la novedad del regreso de Marc Gual, quien entra en detrimento del lesionado Alberto Zapater. Sobre el ariete, que no está viviendo su temporada más sencilla ni productiva, ha aseverado el entrenador que le ha visto "feliz" durante la semana, despierto, y espera que pueda aprovechar la oportunidad que le brinda ante el líder de la categoría.