Educación Aragón será pionera en España en titular de manera oficial a guardas de refugios y albergues

Aragón será pionera en España en titular de manera oficial a guardas de refugios y albergues

Aragón será la primera comunidad autónoma española en titular con un certificado de profesionalidad a los guardas de los refugios y albergues de montaña. Hasta 44 guardas recibirán una acreditación de su experiencia laboral por parte del Departamento de Educación. La práctica totalidad de estos profesionales van a estar titulados.

Los refugios aragoneses contarán con profesionales ahora reconocidos oficialmente
Los refugios aragoneses contarán con profesionales ahora reconocidos oficialmente

Zaragoza.- Aragón será la primera comunidad autónoma española en titular con un certificado de profesionalidad a los guardas de los refugios y albergues de montaña. Hasta 44 guardas recibirán el 23 de enero una acreditación oficial, tras haber sido reconocida su experiencia profesional en este campo a través del Procedimiento de Evaluación y Acreditación de Competencias (conocido por sus siglas como PEAC) del Departamento de Educación. Este permite obtener una titulación oficial a aquellos que han acumulado experiencia, y la acreditan, tras haber desarrollado una profesión de la que no han existido, hasta hace poco, planes de estudio específicos. En este caso, recientemente se habían impartido algunos módulos formativos del certificado de profesionalidad a través del centro de formación del Inaem de Huesca.

El director general de Planificación y Formación Profesional, Ricardo Almalé, y el presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo, Luis Masgrau, asistirán a la entrega de acreditaciones el día 23, a las 17.00 horas, en el Cpifp San Lorenzo de Huesca.

La cualificación del PEAC de Guardias de Refugios y Albergues de Montaña se compone de nueve unidades de competencia y es una cualificación tan compleja como es la misma profesión del guarda, en la que, en muchas ocasiones, el equipo multidisciplinar al frente de un refugio se reduce a una única persona desempeñando las distintas competencias ahora reconocidas. Como se puede suponer, en un entorno aislado como ese, un guarda tiene que saber hacer de todo.

Los 44 participantes reciben el 23 de enero su certificado, pero el proceso para obtenerlo comenzó en mayo de 2018. Fue entonces cuando desde la Agencia de la Cualificaciones Profesionales de Aragón se publicó en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) la convocatoria para que los interesados se inscribieran. Se recibieron 66 solicitudes para las 50 plazas disponibles. Los 50 seleccionados comenzaron a continuación una fase de asesoramiento. Con ayuda de un asesor recopilaron un dosier de competencias y se matricularon a la fase final de evaluación 44 aspirantes.

Un equipo de cinco evaluadores comprobó que cada candidato sabía hacer todo aquello que estaba previsto en cada unidad de competencia de la cualificación, como gestionar las reservas y el alojamiento, preparar desayunos y cenas, comunicarse en francés o inglés con un cliente, mantener todas las instalaciones del refugio, progresar con seguridad por terreno de montaña, especialmente en tareas de colaboración con los servicios de emergencia y en el aprovisionamiento del refugio o asistir como primer interviniente en situaciones de emergencia.

Combinando las competencias acreditadas y, solo en algunos casos, la realización de algunos módulos formativos, casi la totalidad de los candidatos conseguirán el Certificado de Profesionalidad de “Guarda de Refugios y Albergues de montaña”.

Desde la Federación Aragonesa de Montañismo recuerdan que es motivo de orgullo comprobar que al frente de los refugios existen auténticos profesionales ahora reconocidos oficialmente. “Es la primera vez que en España va a haber guardas con esta cualificación y, en concreto en Aragón, la práctica totalidad de los guardas de los refugios de la FAM van a estar titulados. Estamos igualmente orgullosos de volver a estar involucrados en una iniciativa pionera en España, que no habría sido posible sin la implicación del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón a quien mostramos nuestro profundo agradecimiento por la puesta en marcha de esta convocatoria”, ha señalado Luis Masgrau.

“Estas acreditaciones se suman a las de otros muchos PEAC en diferentes sectores en los que Aragón está siendo pionero, PEAC tan diversos como la dirección y programación de acciones culturales, la electromedicina, la gestión de almacenes, la industria química o la agroalimentaria, los guías de aguas bravas, la prestación de servicios bibliotecarios, la educación ambiental o la producción porcina. Desde 2015, más de 5.000 personas han visto reconocidas sus competencias y conseguido un certificado de profesionalidad o un título de formación profesional mediante esta vía. Tan solo en 2018 se han desarrollado 21 convocatorias diferentes”, ha explicado Ricardo Almalé.