Zaragoza El Ayuntamiento de Zaragoza ahorra 200.000 euros al año al mejorar la inspección de la contrata de limpieza

El Ayuntamiento de Zaragoza ahorra 200.000 euros al año al mejorar la inspección de la contrata de limpieza

El Ayuntamiento de Zaragoza ahorra 200.000 euros al año tras reforzar las inspecciones a la contrata de limpieza. El edil de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha destacado que la razón se debe a que al aumentar las sanciones a la empresa por ausencias laborales de sus operarios, FCC se ha visto obligada a triplicar las ausencias comunicadas.

Zaragoza.- El Ayuntamiento de Zaragoza ahorra 200.000 euros al año tras reforzar las inspecciones a la contrata de limpieza. El responsable de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha destacado que esto se debe a que al aumentar las sanciones a la empresa por ausencias laborales de sus operarios, FCC se ha visto obligada a triplicar el número ausencias comunicadas. 

El Gobierno de Zaragoza empezó a tramitar en 2017 como sanción cada vez que la inspección municipal detectaba que faltaba algún trabajador en el servicio de limpieza y FCC no lo había comunicado. Hasta entonces, lo que se hacía era deducir del importe que se paga a FCC el coste de las ausencias por lo que no tenía ninguna consecuencia para la empresa no comunicar al Ayuntamiento la falta del trabajador.

Cubero ha asegurado que ahora la situación ha cambiado: “Antes estos 200.000 euros se los estaba embolsando Fomento, que no son precisamente gente necesitada, de manera gratuita. Y estos 200.000 salían de los bolsillos de los ciudadanos, en algunas ocasiones de personas necesitadas. Esto se ha conseguido teniendo voluntad política en inspeccionar las grandes empresas, algo que no se estaba haciendo hasta ahora”, ha señalado.

En el año 2016, FCC comunicó al Ayuntamiento 881 ausencias de trabajadores respecto a lo que inicialmente había previsto, si bien como consecuencia de las ausencias detectadas por la inspección municipal terminó reconociendo 1.123, es decir, 242 más. 

Estas 242 ausencias detectadas por la inspección y que no habían sido comunicadas por FCC no tuvieron ninguna consecuencia para la empresa, más allá de que el Ayuntamiento no pagara por esos trabajadores, es decir, que en la práctica no había diferencia en que FCC reconociera la ausencia o que tuviera que reconocerla una vez la inspección la hubiera detectado.

En el año 2017 se inició la tramitación del primer expediente sancionador como consecuencia de una ausencia no comunicada por la empresa. El impacto que tuvo esta medida en las comunicaciones de ausencias por parte de FCC fue significativo y se pasó de las 881 de 2016 a las 1.848 en 2017, siendo ya sólo 26 los casos detectados por la inspección municipal y no comunicados por parte de la empresa. En el año 2018, este número ascendió a 2.754, y la diferencia entre las ausencias comunicadas por la empresa y las detectadas por parte de FCC fue de únicamente 10. 

En el año 2016, el 33% de las ausencias detectadas por la inspección municipal no habían sido comunicadas, en 2017 el porcentaje bajó al 3% y en 2018 ha sido de un 1%.

El Ayuntamiento paga a FCC en torno a 120 euros por trabajador de limpieza, por lo que Cubero ha afirmado que "la decisión de tramitar como sanciones las ausencias detectadas por la inspección y no comunicadas por FCC ha tenido como consecuencia un ahorro para las arcas municipales de aproximadamente 195.000 euros".

Además, Cubero ha pedido al Tribunal de Contratos que resuelva el último recurso de la patronal para que se pueda licitar el contrato de Parques y Jardines de Zaragoza, que acumula varios meses de retraso.