M. Ambiente El proyecto de investigación con bacterias para la descontaminación de lindano consigue resultados prometedores

El proyecto de investigación con bacterias para la descontaminación de lindano consigue resultados prometedores

El proyecto de investigación con bacterias para la descontaminación de residuos de lindano ha concluido con resultados positivos. Se ha reducido hasta el 95% la contaminación en concentraciones de residuos de hasta un gramo por kilo de sedimento. Ahora se transformarán en tierra vegetal para restaurar varios emplazamientos.

El proyecto ha sido llevado por el Gobierno de Aragón con el impulso de “la Caixa”
El proyecto ha sido llevado por el Gobierno de Aragón con el impulso de “la Caixa”

Zaragoza.- El proyecto de investigación denominado “Aislamiento y cultivo de consorcios bacterianos para la degradación de lindano y derivados en sustratos contaminados”, llevado a cabo durante los años 2017 y 2018, ha concluido con resultado positivos.

El objetivo del ensayo perseguía optimizar una metodología que permitiera descontaminar sedimentos con presencia de residuos de la fabricación de Lindano mediante el uso de bacterias autóctonas. Estos ensayos se han desarrollado en las propias instalaciones del Gobierno de Aragón situadas en Bailín.

El planteamiento del ensayo es aumentar la cantidad y capacidad de ciertos microorganismos autóctonos para obtener energía de los contaminantes. Estas bacterias, hongos y levaduras son incorporados a los sedimentos a descontaminar. Previamente a estos sedimentos, se les aportan mejorantes para el desarrollo de la actividad biológica como cascarilla de arroz, melaza de conserveras, pulpa de zumo de frutas, estiércol y abonos agrícolas, procedentes de los entornos cercanos.

Las conclusiones del ensayo determinan que con concentraciones de residuos de la fabricación de lindano de hasta un gramo por kilo de sedimento, en dos meses, se ha reducido hasta el 95% de la contaminación.

El producto final del proceso es, por un lado, un sustrato prácticamente descontaminado y por otro, los productos resultantes de la degradación del contaminante como cloro que forma sales, CO2, agua y un 5% de degradados intermedios.

Asimismo, estos sedimentos después de descontaminados durante dos meses, se transforman en tierra vegetal que se puede utilizar para restaurar los emplazamientos de Bailín, Sardas o Inquinosa. Tienen un buen comportamiento como suelo para albergar plantas de restauración y la poca contaminación que queda sigue degradándose lentamente. El paso lento de la lluvia a través de esta tierra vegetal ayuda a descontaminar la zona donde se deposita porque genera una pluma de oxidación de baja intensidad.

El proyecto ha sido llevado por el Gobierno de Aragón con el impulso de “la Caixa” que ha aportado 100.000 euros para el desarrollo de la investigación y que ha contado con la colaboración del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC), la Universidad de Santiago de Compostela y la empresa púbica Sarga.

La directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, ha señalado que “solo aunando esfuerzos entre diferentes entidades y centros de investigación conseguiremos las tecnologías necesarias para tratar un problema de las dimensiones de la contaminación por residuos de lindano”. La directora ha agradecido la implicación de las tres instituciones que han participado en el proyecto y ha recordado “la oportunidad que en el ámbito de la investigación supone el desarrollo de técnicas que puedan ser aplicadas en otros territorios”.