Deportes La S.D. Huesca cae mereciendo más ante el Real Madrid (0-1)

La S.D. Huesca cae mereciendo más ante el Real Madrid (0-1)

Notable partido el realizado por la S.D. Huesca frente al Real Madrid, en un Alcoraz que creyó hasta el final en la posibilidad de puntuar. No pudo ser porque la eficacia de los visitantes fue mayor, con Bale haciendo el definitivo 0-1. En la recta final los de Francisco fueron capaces de encerrar a los blancos sin batir a Courtois.

Bale se ha reencontrado con el gol en su visita a Huesca. Foto: La Liga
Bale se ha reencontrado con el gol en su visita a Huesca. Foto: La Liga

Zaragoza.- La Sociedad Deportiva Huesca completaba un más que notable encuentro frente al Real Madrid, al que logró dominar y poner contra las cuerdas en varias ocasiones. Eso sí, sin acierto. Y ante un equipo como el blanco perdonar se paga, como así sucedía. Gareth Bale rompía las tablas y desnivelaba la balanza en uno de los escasos acercamientos visitantes, condenando al cuadro local a un injusto 0-1 a tenor de los méritos de ambos equipos. 

Para la cita, Francisco mantenía línea de cinco atrás escoltando a Jovanovic con Miramón, Insua, Pulido, Etxeita y Ferreiro; línea de tres en la medular con Aguilera, Rivera y Moi Gómez; Cucho Hernández y Chimy Ávila, en punta. Enfrente una constelación de estrellas comandada por el nuevo Balón de Oro, Luka Modric, y futbolistas de la talla de Sergio Ramos, Gareth Bale o Thibaut Courtois. Ambos, cada uno con su objetivo, compartiendo la imperiosa necesidad de vencer. 

Fue un inicio de partido dinámico, con un primer susto de Benzema para la portería de Jovanovic sin consecuencias y también un cabezazo de Exteita que no lograba dirigir entre los tres palos. Y al minuto 7, primer jarro de agua fría. Odriozola se marchaba con comodidad por su banda, ponía un centro al segundo palo y sin ningún tipo de oposición remachaba Gareth Bale a las mallas con un disparo cruzado. 0-1 y los de Francisco a remar. 

Una muy clara tuvieron para empatar los altoaragoneses en el 16. Tras una gran contra, Moi Gómez la dejaba franca en la frontal para Chimy, quien le pegaba duro pero se topaba con una notable intervención de Courtois. Al minuto, Aguilera tenía que pedir el cambio, lesionado, y regresaba semanas después Melero a los terrenos de juego. Era Bale el más peligroso con diferencia de los blancos y pondría a prueba en el 24 a Jovanovic, quien despejaba vuelo mediante a córner. 

El choque entró por entonces en un periodo de indecisión, con el Huesca plantando cara al Real Madrid sin que se produjeran, eso sí, excesivos apuros en ninguna de las dos áreas. Sí lograron los oscenses cargar con amarilla a Ceballos y Carvajal de cara a la segunda parte, sin que el electrónico tuviera opción de moverse del 0-1 cuando ambas escuadras marcharon camino de los vestuarios. 

Segunda parte

La puesta en escena de la S.D. Huesca en los primeros compases de segundo tiempo fue impecable. Con Ferreiro como director de orquesta, era Melero el que se encontraba con un gran centro en el área pequeña, completamente solo, y no era capaz de dirigir la pelota a las mallas cuando, quizá, era más sencillo que enviarla fuera. Dominaban los de Francisco y Ferreiro, con un disparo lejano, volvía a poner a prueba al gigante belga Thibaut Courtois. 

Por contra, el Real Madrid buscaba salir con velocidad por el costado de Bale, quien disparaba con su potente zurda para encontrarse con Jovanovic. El Alcoraz comenzaba a creérselo al grito de "sí se puede" viendo que su equipo encerraba en campo propio al campeón de Europa. Solari reaccionaba con la entrada de Isco en lugar de Modric, que se marchaba ampliamente ovacionado por la parroquia local. 

De nuevo Bale, en el 69, perdonaba la sentencia para el Real Madrid. Regalaba la pelota Jovanovic al rival, pero luego era capaz de sacarle el mano a mano al astro galés. Ya en el último cuarto de hora ambos técnicos moverían el banquillo. Los oscenses con la entrada de Gurler por Ferreiro, el más destacado, y los madrileños con Asensio por Bale. 

El Huesca había llegado exactamente donde quería, es decir, a tener opciones de puntuar en la recta final de encuentro. Ahí parecía cómodo en un ritmo lento el Real Madrid, incapaz de mostrarse superior durante los 90 minutos al cuadro local. Para el último empujón, Francisco daría la alternativa a Longo en lugar de Chimy Ávila. Y era Cucho el que, tras controlar le pegaría a la media vuelta marchándose alto el esférico. 

Con las espadas en todo lo alto terminaría su particular asedio la Sociedad Deportiva Huesca el choque ante el Real Madrid, cayendo por 0-1. Adolecieron los oscenses de lo de casi siempre, una falta de eficacia clamorosa de cara a puerta que le condenaba a una nueva derrota. Como prueba el descuento, donde primero Moi Gómez se toparía con un excelente Courtois y poco después era Carvajal el que se la sacaba de debajo de los palos a Rivera. Al final, derrota por 0-1 y los oscenses que no logran moverse de la posición de colista de Primera División.