Deportes Ganas renovadas en el Huesca para el debut de Francisco en el banquillo

Ganas renovadas en el Huesca para el debut de Francisco en el banquillo

La Sociedad Deportiva Huesca ya se encuentra preparando el próximo partido liguero, ante el Espanyol, después del parón por los compromisos internacionales. Será el debut en el banquillo de Francisco, lo que siempre supone un aliciente extra para los jugadores. Brezancic, Melero y Sastre arrastran molestias.

Los oscenses necesitan vencer para escapar de la última posición. Foto: S.D. Huesca
Los oscenses necesitan vencer para escapar de la última posición. Foto: S.D. Huesca

Zaragoza.- El parón en Primera División propiciado por los compromisos internacionales ha supuesto un cambio de cara a la Sociedad Deportiva Huesca. Leo Franco ya es historia y el nuevo inquilino del banquillo, Francisco, trabaja junto a sus jugadores para darle la vuelta a la situación de un equipo que es colista y que no gana desde la primera jornada liguera. 

Pero las ganas y la ilusión han quedado renovadas después de este tiempo de autocrítica. Eso sí, toca reflejarlo sobre el césped. Enfrente estará el domingo el Espanyol, quinto clasificado a dos puntos del liderato, aunque las necesidades apremian a una S.D. Huesca que debe sumar de tres en tres para escapar de la zona roja de la tabla. 

En la plantilla son varios jugadores los que arrastran molestias. En el caso de Melero, una pubalgia que evoluciona de manera satisfactoria; por su parte, Brezancic sufre un traumatismo en el pie izquierdo, con lesión ósea en el primer dedo; y, por último, un Sastre que tiene molestias musculares en los aductores. 

Quien apunta un día más a la titularidad es Jorge Miramón, fijo para Leo Franco y que ahora quiere seguir con protagonismo con el nuevo entrenador. Sobre Francisco, ha explicado que "hay muchas ganas en el cuerpo técnico y así nos lo han transmitido", añadiendo que "se ve intensidad en los entrenamientos y es todo muy dinámico". 

Respecto al estilo de juego, Miramón ha desvelado que Francisco les ha pedido "ser valientes, filtrar pases por dentro, tener el balón, ser presionantes en todo el campo, incluso arriba, y estar siempre muy juntos". La medicina, además, es intentar "llevar la iniciativa desde el primer minuto" y que se note que el Huesca juega en casa, en El Alcoraz, que todavía no sabe lo que es ganar en Primera División. 

Otro de los grandes alicientes del encuentro reside en quién ocupa el banquillo del Espanyol, el entrenador del ascenso, Rubi. "El año pasado y lo vi y la verdad es que fue el mejor entrenador de Segunda División", ha admitido Miramón, concluyendo que "en el vestuario ya tienen ganas de enfrentarse a él".