Huesca Las carreteras de Huesca recibirán 23 millones para su conservación

Las carreteras de Huesca recibirán 23 millones para su conservación

El Gobierno de España destinará 22,87 millones de euros en la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en carreteras en la provincia de Huesca. Además, continúa con los trabajos para ejecutar las obras del tramo Siétamo – Huesca de la autovía A-22, con la que quedará completada esta vía entre Pamplona y Lérida.

Además, continuarán con los trabajos para ejecutar las obras del tramo Siétamo – Huesca
Además, continuarán con los trabajos para ejecutar las obras del tramo Siétamo – Huesca

Zaragoza.- El Gobierno de España destinará 22,87 millones de euros en la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en carreteras del Estado en la provincia de Huesca. Para ello, acaba de autorizar la celebración del contrato de servicios en cinco vías de la provincia altoaragonesa.

Los trabajos de conservación se desarrollarán en las siguientes carreteras: N-123 y N-123A, de Zaragoza a Francia por el Valle de Arán; N-123B, en la intersección N-123A-Aler; N-230, de Tortosa a Francia por el Valle de Arán; y N-260, en el Eje Pirenaico.

Por otra parte, el Ministerio de Fomento sigue con los primeros trabajos sobre el terreno para ejecutar las obras del tramo Siétamo – Huesca, en la autovía A-22. El presupuesto de esta actuación asciende a 46,77 millones de euros.

La autovía A-22 está completamente en servicio desde Lérida hasta Huesca, salvo el tramo de 12,8 km de longitud entre Siétamo-Huesca, cuyas obras se iniciaron a finales de agosto y que supondrá una vez ejecutado descargar el tráfico de la actual N-240 en las proximidades de la capital oscense.

De esta forma se completará la autovía A-22, lo cual supone un paso más en la construcción de un gran eje vertebrador entre Pamplona, Jaca, Huesca y Lérida que incluye las autovías A-21 y la A-23, reduciendo tiempos de recorrido y aumentando la seguridad y comodidad de los usuarios.

El trazado del tramo Siétamo-Huesca, atraviesa los términos municipales de Siétamo, Loporzano, Quicena y Huesca. En los primeros ocho kilómetros se construye una autovía de nuevo trazado, mientras que para el resto se llevará a cabo un desdoblamiento por el lado norte de la carretera N-240 a lo largo de la Ronda Norte de Huesca, hasta la conexión con la autovía A-23.

El proyecto incluye la ejecución de dos viaductos, siete pasos superiores y siete pasos inferiores, entre los que destaca el nuevo viaducto sobre el río Flumen, con una longitud de 100 metros.