Sociedad Mercedes Muro: "Rotary es un club de amigos que se reúne cada semana para construir un mundo mejor"

Mercedes Muro: "Rotary es un club de amigos que se reúne cada semana para construir un mundo mejor"

Rotary celebró el pasado 26 de junio un nuevo cambio de Junta. En esta ocasión, la presidencia recayó en la abogada Mercedes Muro, quien se convierte en la primera mujer en ostentar el cargo. Durante un año encabezará el club para llevar a cabo proyectos sociales nacionales e internacionales con el objetivo de "construir un mundo mejor".

Mercedes Muro asumió la presidencia el pasado 26 de junio

Zaragoza.- Rotary Club Zaragoza consiste en "rotar", como su propio nombre indica. Y eso es lo que ocurrió a finales del pasado mes de junio, cuando Mercedes Muro aceptó el cargo de presidenta y se convirtió en la primera mujer en hacerlo.

Cada año, Rotary cambia su Junta y comienzan a idearse nuevos planes para ayudar a la sociedad tanto aragonesa como internacional con diversos proyectos "muy ilusionantes", como describe su actual presidenta. La institución rotaria, además de ser la causante de haber erradicado la polio en todo el mundo, trabaja para dar igualdad de oportunidades a todos los niños y para promover la paz y educación.

Entre sus proyectos, destacan la compra de máquinas de coser en la India para alejar a las mujeres de la prostitución o, por ejemplo, la recaudación de dinero que se llevará a cabo este año para conseguir libros de texto a niños sin recursos. Para Mercedes Muro, todo esto se hace con el objetivo de "construir un mundo mejor".

Pregunta.- Un año más, Rotary cambia de presidente, y en esta ocasión es una mujer, la primera en la historia del club zaragozano, quizás es muy acorde con los movimientos de estos últimos meses…
Respuesta.- Estoy muy ilusionada con el proyecto, pero siempre digo que aunque hubiese habido una presidenta mujer antes, no estaría menos ilusionada de lo que lo estoy. Es un reto, pero tengo que decir que me siento muy acompañada y apoyada por el resto de los rotarios, tanto por la Junta que he designado como por el resto de los compañeros, anteriores presidentes, incorporaciones recientes...

P.- Eduardo Coscolín, cuando asumió el cargo de presidente el pasado año, aseguró que Rotary era un grupo de amigos que se reunía para hacer las cosas bien, ¿qué es para usted?
R.- Es un proyecto apasionante, Rotary desde un principio me atrapó e ilusionó por todo lo que tiene de integrador. Y como dijo Coscolín, es fundamental que para sacar adelante un proyecto, los miembros del equipo se lleven bien. Si el factor humano no se lleva bien entre sí, los proyectos no salen. Rotary se basa en la amistad y diversidad.

Mercedes Muro, el pasado 26 de junio cuando tuvo lugar el cambio de collares
Mercedes Muro, el pasado 26 de junio cuando tuvo lugar el cambio de collares

P.- ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta como presidenta?
R.- Rotary es organización sin ánimo de lucro que surge en los años 20 en Chicago. En esa época había unas necesidades y unos medios.

Ahora todo eso va cambiando y tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos. Por eso, una de las cosas más importantes que quiero acometer este año es que el club tenga una implantación en las redes sociales, que se sepa lo que estamos haciendo, los proyectos más cercanos. Hemos hecho proyectos fabulosos para otros países, por ejemplo, uno en que se compraban maquinas de coser para las chicas indias, se les enseñaba a coser y así las sacabas de la prostitución y de bodas no deseadas.

P.- También dijo en su presentación como presidenta que quería hacer más proyectos locales en Zaragoza…
R.- Estamos teniendo mucha afluencia de inmigrantes. Además, con la crisis, también había sectores aragoneses que tenían una serie de necesidades sin cubrir que hay que atender. Esas personas que han hecho esfuerzo en llegar a este país, a esta ciudad, casi siempre en condiciones infrahumanas, se merecen oportunidades y, para mí, la principal oportunidad e inversión es la educación.

P.- ¿Qué se plantea exactamente?
R.- Estamos preparando un proyecto: vamos a organizar una cena benéfica para recaudar fondos y comprar libros de texto para el colegio Cantín y Gamboa. Allí hay un componente de inmigrantes muy grande. Es un colegio concertado, pero sus alumnos pertenecen a un sector social, en algunas ocasiones, desfavorecido y con pocas oportunidades en el ámbito de los libros de texto. En concreto son libros en inglés, tienen que pintar con los dedos, recortar...


La institución rotaria cambia de presidente cada año
La institución rotaria cambia de presidente cada año

Otro proyecto es organizar una cata de aceite y montar nuestro primer producto solidario del club de Zaragoza. Parte de esos beneficios van a obras sociales, una fracción va siempre a la polio, que gracias a Rotary está casi erradicada.

P.- Son proyectos que, imagino, le producen a usted y sus compañeros mucho orgullo para seguir trabajando
R.- El orgullo lo llevarán cuando se haya conseguido el objetivo. Ahora toca pensar, toca hacer muchas cosas para llegar a la consecución final. Lo de los libros, por ejemplo, tiene que esperar al curso que viene, porque ahora no tenemos los medios.

P.- Cada año Rotary cambia de presidente, ¿cree necesario alargar las legislaturas para poder desarrollar más proyectos?
R.- Rotary se trata de girar. Yo estuve en la Junta como presidenta electa y el año que viene estaré como presidenta saliente. Al estar tres años no hay desfase ni ruptura abrupta, todo engrana y los proyectos están consensuados. No es decir: soy presidente y hago lo que quiero.

P.- ¿Qué proyectos va a mantener de los que ya se hacían?
R.- Muchos. Se van a mantener una serie de proyectos que se están haciendo muy bien. Por poner un ejemplo, los intercambios de juventud. Hay unos programas fabulosos de juventud con intercambios largos de un año, medios de tres meses y otros cortos de un mes.

Gracias a nuestras acciones hay chicos de Bachillerato que tienen la oportunidad de ir al extranjero con una familia y es muy ilusionante ver cómo vuelven. Es la primera vez que salen de su casa y conocen culturas diferentes, hacen amigos que ya son para toda la vida... Por ejemplo, una chica francesa que estuvo en casa de un rotario español viviendo un año, vino aquí de viaje de novios para volver a ver a la familia.


Mercedes Muro, durante la entrevista
Mercedes Muro, durante la entrevista

P.- Para quien no lo conozca, o para todo aquel que se está planteando entrar, ¿qué les diría de Rotary Club Zaragoza?
R.- Exactamente lo que dijo Eduardo Coscolín. Somos un grupo de amigos que se reúne semanalmente para construir un mundo mejor, eso es Rotary. Y siempre bajo la premisa dar de sí, antes que pensar en sí. Aunque el mejor mensaje para darnos a conocer son los proyectos. Aquí decimos cosas muy bonitas, pero si no las hacemos no se lo va a creer nadie.

P.- Rotary existe alrededor de todo el mundo, de hecho como ha mencionado nació en Chicago, ¿cuál es la relación y apoyos que se dan entre todos los clubes?
R.- El proyecto de la India, por ejemplo, es nuestro y de un club de Bilbao, y a Rotary Internacional les ha gustado tanto que lo ha cogido y lo ha subido como proyecto propio. Con el club de Pau también tenemos un proyecto que es el Premio de la Paz. Todos los años, escolares españoles de ESO y Bachillerato hacen trabajos en francés y los de Pau en español sobre la paz. Hay un jurado que elige al ganador y, turnando cada año, los españoles vamos a Pau y otro los de Zaragoza vamos allí.

P.- ¿Cómo ve Rotary a largo plazo?
R.- Rotary va a crecer, veo un futuro con mucha expansión porque ahora se divulga todo mucho más que cuando se fundó en los años 20. Aún así, creo que no va a haber tanta estabilidad por la propia evolución de los tiempos, que cambian mucho los trabajos.

Es decir, puede ser que aquí venga una persona que se haga rotaria en Zaragoza y que finalmente acabe colaborando para un club de la India. Por ejemplo, en el nuestro tenemos a una persona que viene con mucha asiduidad y que es rotario de Miami, trabaja en Suiza y está casado con una chica de Zaragoza. Siempre que viene, acude a las reuniones. Aunque no haya una presencia física de los socios tan potente como antes, va a haber más cambios.