Zaragoza La primera huelga del tranvía en Zaragoza provoca enfados y retrasos

La primera huelga del tranvía en Zaragoza provoca enfados y retrasos

Filas en las paradas, retrasos de hasta quince minutos y enfados de usuarios. Son las primeras reacciones que ha provocado el inicio de la primera huelga del tranvía que realizan en Zaragoza sus conductores. Los paros están convocados los martes, jueves y sábados entre las 8.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y las 21.00 horas.

Zaragoza.- Filas en las paradas del tranvía, retrasos de hasta quince minutos y enfados de usuarios. Son las primeras reacciones que ha provocado el inicio de la primera huelga de este transporte que realizan en Zaragoza sus conductores. Los paros están convocados los martes, jueves y sábados entre las 8.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y las 21.00 horas.

Representantes de la empresa y trabajadores del tranvía terminaron ayer la reunión en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje sin llegar a un acuerdo tras un encuentro de siete horas. Al no haber consenso, está previsto que la huelga se alargue hasta el 7 de abril, incluyendo la Semana Santa.

Los trabajadores se quejan de incumplimientos por parte de la Dirección con respecto a lo pactado el año pasado para evitar la huelga. Entre ellos, denuncian que no se están respetando los descansos, así como el acceso a los registros de las horas de conducción que realizan y la mejora de la cabina de los tranvías, que prometieron realizar.

Entre los usuarios de esta mañana en la parada de plaza de España había enfado, pero se registraban opiniones a favor y en contra de la huelga. Uno de ellos apuntaba que le parecían “bien” los paros, ya que hay que “hacer valer los derechos laborales que uno tiene”. Sin embargo, añadía, “la gente tiene que ir a trabajar y es vital que el servicio vaya bien”.

Otra mujer se mostraba indignada ante el retraso que reflejaban los marcadores electrónicos, algunos de ellos rondaban los veinte minutos entre convoy y convoy. “Ya pasó el otro día con la huelga feminista y no me esperaba que iba a pasar hoy, pero bueno, qué remedio”, apuntaba y añadía que “si tienen alguna reivindicación que hacer, que la planteen de otra manera y no perjudiquen a la ciudadanía”.

Servicios mínimos del 50%

Frente a los problemas que ocasionará esta huelga, el Ayuntamiento de Zaragoza emitió ayer un decreto de servicios mínimos que ronda el 50% del funcionamiento total del servicio.

Estos servicios mínimos, según han informado desde el Consistorio, "se plantean desde la perspectiva de garantizar, armonizar y respetar al máximo tanto el derecho de huelga de trabajadores y trabajadoras como el derecho al funcionamiento de los servicios públicos que tiene el conjunto de la ciudadanía, especialmente en un ámbito tan importante como la libre circulación de las personas y el transporte público urbano".

En consecuencia, los servicios que se pretende mantener como mínimos se estiman del entorno del 50% "y se pretende que sean los suficientes para gestionar la línea en condiciones de seguridad y resolver, aún con dificultad, las posibles incidencias que se puedan producir", han agregado.