Hace un año
Higinia Navarro: "Dinópolis sigue explotando la riqueza paleontológica de Teruel como revulsivo turístico tras casi 20 años" - Aragón Digital últimas noticias
Higinia Navarro: "Dinópolis sigue explotando la riqueza paleontológica de Teruel como revulsivo turístico tras casi 20 años"

Higinia Navarro: "Dinópolis sigue explotando la riqueza paleontológica de Teruel como revulsivo turístico tras casi 20 años"

Tras diez años al frente de Territorio Dinópolis, Higina Navarro ha sido galardonada por la Asociación de Mujeres Empresarias de Aragón. A punto de abrir la temporada, Navarro hace balance de su historia con Dinópolis, del papel del parque en la economía turolense y del talento de equipo como verdadera configuración del éxito empresarial.

La directora-gerente de Dinópolis es Higinia Navarro
La directora-gerente de Dinópolis es Higinia Navarro

Zaragoza.- No iba muy desencaminado Michael Crichton en los 90 cuando publicó la novela Jurassic Park. Porque de parques temáticos y dinosaurios va la historia. Desde que abriera sus puertas en 2001, Territorio Dinópolis ha escalado posiciones hasta llegar a convertirse en uno de los centros paleontológicos más relevantes a nivel mundial. Su fórmula ciencia + diversión ha conquistado ya a dos generaciones enteras de curiosos y amantes de la era prehistórica.

Su directora-gerente, Higinia Navarro, que empezó presentándose al proceso de selección de personal antes de la apertura de Dinópolis, cerró 2017 siendo galardonada por la Asociación de Mujeres Empresarias de Aragón por su trayectoria profesional. Ya entrado el nuevo año, Navarro hace balance de su historia con Dinópolis, del papel del parque en el relato socioeconómico turolense, y del talento de todo un equipo como verdadera configuración del ADN del éxito.

Pregunta.- Son ya 17 años en activo y casi tres millones de visitas. ¿Se van cumpliendo objetivos?
Respuesta.- Las cifras hablan por sí solas. Desde que se inaugurara Territorio Dinópolis, hace casi dos décadas, exactamente 2.779.648 personas han visitado las instalaciones. Este pasado año ha sido especialmente bueno. Al principio, cuando surgió el proyecto, la idea podía parecer algo extraña. No sabíamos cómo iba a funcionar. ¿Dinosaurios? ¡Pues sí! Se pretendió emplear la tremenda riqueza geológica propia de Teruel, la paleontología y los dinosaurios como revulsivos turísticos, fusionando ciencia y ocio. Dinópolis es una iniciativa diferente y, desde luego, ha sabido explotarlo, resultando un éxito casi 20 años después. Fue en su día un proyecto ilusionante y lo es a día de hoy. Siempre digo que Dinópolis está vivo. Todavía queda mucho por descubrir…

P.-Teruel sigue exigiendo ese estímulo para aliviar la descompensación socioeconómica a la que asiste la provincia. ¿Cuál es el papel de Dinópolis en este sentido?
R.- Desde luego que Territorio Dinópolis actúa positivamente a varios niveles. Desafortunadamente, Teruel sigue siendo la gran desconocida; el parque ejerce como foco de atracción. De alguna manera, el recorrido por las ocho zonas que conforman el parque fomenta la exploración por la provincia: Legendark en Galve, Inhóspitak en Peñarroya d Tastavins, Bosque Pétreo en Castellote, Región Ambarina en Rubielos de Mora, Mar Numus en Albarracín, Titania en Riodeva y Valcaria en Ariño. No obstante, aparte del trayecto paleontológico, ha de hacerse turismo por Teruel. Los datos arrojados en la temporada recientemente cerrada afirmaban que el 75% de los visitantes pernoctó al menos una noche fuera de su residencia habitual. Eso supone un impacto económico indirecto muy importante para la provincia. En este sentido, las 62 personas -de media- que trabajamos en Dinópolis hacemos mucho hincapié en que la atención al visitante debe ser la mejor. Queremos que se lleven un gran recuerdo. Queremos que vuelvan a Teruel.

Desde que se inaugurara Territorio Dinópolis 2.779.648 personas han visitado las instalaciones
Desde que se inaugurara Territorio Dinópolis 2.779.648 personas han visitado las instalaciones

P.- Además de la ambitología social, Dinópolis goza asimismo de enorme reconocimiento paleontológico a escala mundial. ¿Cómo acoge el equipo esta posición?
R.- Es gratificante para todos los que hacemos Dinópolis. El equipo de paleontólogos de nuestra Fundación ha hecho un maravilloso trabajo a lo largo de estos años, llegando a situar a la provincia de Teruel dentro de los primeros puestos en paleontología a nivel internacional. Algunos de los yacimientos son extraordinarios. Es el caso de, por ejemplo, el hallazgo a tamaño real de una familia de Aragosaurus de hace unos 125 millones de años. Fue el primer dinosaurio definido en España. También es un saurópodo –dinosaurio de proporciones enormes- único en el mundo.

P.- Y haciendo un poco de zoom, ¿qué supone a nivel personal formar parte de Dinópolis?
R.- Supone y ha supuesto mucho. Empezamos un equipo de jóvenes con muchas ganas, y todos, ya desde el inicio, lo hemos vivido de manera inquietante. Nadie era consciente del éxito que iba a tener. Evidentemente, era un Dinópolis que nada tenía que ver con el actual. Año tras año, temporada tras temporada, este maravilloso parque no deja de ser un reto. Buscamos continuamente cosas nuevas que ofrecer. También mejorías. Nuestro objetivo no es solo la atracción de gente nueva, sino que los que ya han pasado por aquí puedan tener un aliciente para volver. Es un no parar apasionante.

P.- Además, lleva en el proyecto desde incluso antes del principio, ¿cómo llegó a Dinópolis? ¿Podría calificarse de flechazo?
R.- Aquí he desarrollado toda mi carrera profesional y vida personal. En Teruel hay dinosaurios, claro que sí, pero también es la ciudad de los Amantes. Me vine porque mi marido es turolense y decidí asentarme tras la carrera. Probé suerte presentándome al proceso de selección y me escogieron. 15 días antes de la apertura al público comencé en Dinópolis como responsable del área de administración y finanzas. Fue mi primer trabajo. Así que sí, hubo flechazo, pero además por dos vías.

P.- Casi, casi es otra de las dinosaurias de Dinópolis….
R.- ¡Ja, ja! Sí, totalmente. De los que comenzamos aquel año, en 2001, tan solo quedamos el actual director Comercial, Carlos Hernández, y yo. Somos otros dos dinosaurios del museo paleontológico.

P.- Y cerró 2017 siendo galardonada por su trayectoria profesional desde la Asociación Aragonesa de Mujeres Empresarias (Arame). ¿Por qué cree que la han elegido?
R.- Arame está haciendo una increíble labor de visibilización de mujeres en puestos de responsabilidad. Como decíamos antes, Dinópolis es un revulsivo económico importante para Teruel y Aragón y da la casualidad de que la directora es una mujer. No obstante, yo tan solo soy la cabeza visible de un gran equipo, del que me siento muy orgullosa, que hace posible el parque. Este premio es el reconocimiento al trabajo de todo un equipo durante todos estos años.

P.- Un equipo de mujeres…
R.- La verdad es que dentro de Dinópolis la mayor parte somos mujeres. No sé por qué, pero así es. Aun así, no es una cuestión de género, sino de talento. Creo que es lo que hoy en día valoran las empresas. La verdad es que hemos llevado un final de año extraordinario. A mí me ha dado el premio Arame, pero es que la Asociación de Hostelería y Turismo de Aragón ha otorgado a Territorio Dinópolis un premio como embajador del turismo de Aragón. Por otro lado, la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (Adea), también ha reconocido a mi compañero Carlos como mejor director Comercial y de Marketing. Y es hombre. Como decimos, se valora el talento.

P.-Y así cristaliza la igualdad…
R.- Desde luego que el talento es el que dirime. Por otro lado, sí es cierto que todavía existen algunas variables que afectan o recaen más en la mujer, como la conciliación familiar. Ahí sí que tenemos que ser nosotras las que no hemos de ponernos techos de cristal. Sin ir más lejos, fue en el año 2007 cuando yo accedí a la gerencia. Ese mismo año tuve a mi primer hijo. Fue un año de cambios y desde luego de esfuerzos. Pero merece la pena.

La temporada del parque arranca en marzo
La temporada del parque arranca en marzo

P.- ¿Se ha topado con algún tipo de discriminación por género en el tiempo que lleva en Gerencia?
R.- En mi caso, no. Sí es verdad que quizá nosotras nos exigimos más de lo que se nos pide por "miedo a" y es esa percepción la primera que ha de cambiar. Como decía, fue en 2007 cuando el Consejo de Administración me ofreció acceder a la gerencia. Desde entonces, aquí sigo y espero poder seguir haciéndolo. Dinópolis es un proyecto que me apasiona.

P.- Buena noticia, teniendo en cuenta que existen casos, además muy mediáticos, de brechas salariales o incluso acoso…
R.- Por supuesto que hay. Recientemente, por ejemplo, se ha publicado mucho sobre los abusos en Hollywood. Es por esto también que resulta importante dar visibilidad positiva a las mujeres y no solo mostrarlas como blancos del acoso. Hay que dar a conocer historias de mujeres que han logrado llegar a puestos de responsabilidad, pero por su talento. Estos casos también existen y hay que proyectarlos. Además, es que esas historias positivas pueden llegar a ser el espejo en el que se reflejen jóvenes que estén a punto de entrar en el mercado laboral. Es un cambio de referentes.

P- Y en este 2018, ¿cuál va a ser la referencia para Dinópolis?, ¿qué novedades puede adelantar?
R.- Al menos mantener el nivel de este año. Para ello, estamos trabajando a contrarreloj, cerrando proyectos, porque la temporada arranca en marzo. Además, se ha puesto en marcha un plan de ampliación y mejora de Territorio Dinópolis muy ambicioso, que acogerá colaboración del Instituto Aragónes de Fomento y los Fondos Fiter de Teruel. Seguimos día a día preparándonos para llegar el 10 de marzo con algo nuevo que ofrecer, aunque sea pequeño. Porque en eso consiste nuestro ADN.