Educación Médicos y docentes trabajarán coordinados en la atención de los niños en la escuela

Médicos y docentes trabajarán coordinados en la atención de los niños en la escuela

Sanidad y Educación han firmado un protocolo de trabajo gracias al cual, desde ahora, los centros educativos estarán conectados con los pediatras y centros de salud de los niños para mejorar su atención. Una iniciativa que tendrá que estar autorizada por las familias, y que repercutirá en casos de diabetes, alergias, asma, etc.

El protocolo se implantará en todos los centros aragoneses
El protocolo se implantará en todos los centros aragoneses

Zaragoza.- A partir de mañana las familias aragonesas podrán rellenar un formulario disponible en la página del Departamento de Educación que permitirá conectar al pediatra de su hijo y su centro de salud con el centro educativo al que van. Un paso adelante en la coordinación de ambos servicios que tiene como fin mejorar la atención sanitaria que algunos niños pueden demandar en algún caso.

Aunque desde ambos departamentos no han cuantificado cuantos alumnos pueden beneficiarse de esta medida, porque padezcan enfermedades que necesiten un tratamiento específico crónico, aseguran que el porcentaje es bajo. A pesar de esto, aseguran que esta conexión permitirá una atención más eficaz. Además, este protocolo incluye la posibilidad, hasta ahora no recogida de manera formal, de que los mismos padres puedan ir al centro en un determinado momento tanto a medicar ellos mismos al niño como para acompañarlo en ese proceso.

La consejera de Educación, Mayte Pérez, ha asegurado que "al fin y al cabo, se trata de formalizar el sentido común que debe imperar en algunos casos". Por ejemplo, los niños que tengan diabetes, o fuertes alergias, incluso asma, recibirán con esta medida una atención más personalizada sobre su caso concreto, que cuidados generales de su dolencia.

"Los docentes podrán administrar, siempre que las familias lo aprueben, estos medicamentos y tras haber recibido la formación en primeros auxilios necesaria para hacerlo", ha señalado Pérez, que ha resaltado que el beneficiario principal de esto será el niño. Y es que, sobre la posibilidad de que haya una enfermera en cada colegio de Aragón, como se ha demandado desde algunos sectores, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha aseverado que no cree que sea necesario tal movilización, ya que la mayoría de los niños, no necesitan atenciones especiales.

En este sentido, se ha articulado un modelo de informe único para todos los menores con enfermedades crónicas, que debe ser rellenado por sus médicos colegiados para que el centro sea conocedor de su patología y poder dar una respuesta individualizada. Cuando este alumnado requiera asistencia sanitaria no urgente será atendido en su centro de salud, que mantendrá coordinación e intercambio de información fluida con los centros de procedencia de este alumnado. “Se trata de poner en disposición todos los equipos para dar la respuesta más eficaz a las situaciones que puedan surgir en la escuela, como epicentro de todo lo que pasa en la familia a nivel social”, ha dicho Pérez.

En cuanto a la atención específica a niños y jóvenes con problemas de salud mental se facilitará un trabajo coordinado y colaborativo entre los centros educativos y las diferentes unidades de Salud Mental Infantojuvenil -como la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria para menores o la Unidad de Hospitalización de Corta Estancia-, con fluidez en la información y la comunicación entre todos los profesionales implicados en el día a día del menor para lograr una escolarización óptima de este alumnado en los centros educativos, cuando así lo recomienden los especialistas.

Programas de prevención pioneros en España

Entre las medidas que incluye el texto, destaca el primer Plan de Salud Escolar de Aragón para fomentar la alimentación saludable; la práctica de actividad física de forma regular; el bienestar emocional y la convivencia; la prevención del tabaquismo, del consumo de alcohol y otras drogas; el entorno educativo seguro, saludable y sostenible; la igualdad y prevención de la violencia, en especial la de género y la educación afectivo-sexual; así como el uso adecuado y saludable de las nuevas tecnologías, especialmente Internet y los dispositivos móviles. En este sentido, los Departamentos de Educación, Sanidad e Innovación ya han puesto en marcha una campaña de concienciación para promover el objetivo de una utilización responsable de los dispositivos móviles y se ha enviado a alumnado, docentes y familias un decálogo para ‘sacar un 10’ en el uso del móvil.

Desde el punto de vista de la prevención, Educación y Sanidad llevan años trabajando en programas de promoción de la salud, como Solsano (fotoprotección solar y prevención del cáncer de piel), Dientes Sanos (para potenciar la higiene bucodental y la atención odontológica), La aventura de la vida (para promover hábitos saludables); Cine y salud, Pantallas sanas y Unplugged y Órdago (para la prevención de adicciones). Todos ellos facilitan recursos y propuestas didácticas para el trabajo cotidiano del profesorado en el aula y otros espacios escolares, y han sido pioneros en España.

En este sentido, el Gobierno de Aragón ha dado un gran impulso a la Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud, con 158 centros adscritos a este programa (el 27% del total) frente a los 54 existentes en 2009, así como a los colegios con atención preferente para el alumnado con Trastorno del Espectro Autista (TEA), con la incorporación este año de cinco nuevos centros hasta un total de 28. También se han multiplicado acciones de fomento del deporte, como los programas escolares en colaboración con las federaciones deportivas para potenciar hábitos saludables y con los propios centros educativos para abrirlos como espacio de ocio y deporte fuera del horario escolar.