Economía Biescas, capital del otoño

Biescas, capital del otoño

La Feria de Otoño de Biescas cumple este fin de semana sus bodas de plata. Este municipio del Pirineo oscense lleva 25 años celebrando esta cita que aúna ganadería, gastronomía, artesanía y cultura, convirtiéndose en una de las principales ferias aragonesas. Cada año, más de 10.000 personas disfrutan de la "magia" otoñal de Biescas.

La carpa de los quesos y patés atrae a un numeroso público
La carpa de los quesos y patés atrae a un numeroso público

Zaragoza.- Hace más de 100 años, los vecinos de Biescas y del valle de Tena se reunían en los campos de este municipio del Pirineo oscense para hacer sus negocios y ventas de animales. Con el paso de los años, además de las piezas de ganado, también empezaron a intercambiar quesos, mieles, mermeladas y otros productos artesanos.

Estas reuniones se fueron convirtiendo en una costumbre, pero no sería hasta los años 90 cuando se empieza a idear un nuevo formato para oficializar los encuentros. Así, en 1993 se celebró la primera Feria de Otoño de Biescas, que contó con una exposición ganadera y otra de gastronomía y artesanía en el polideportivo municipal.

De este modo, la Feria de Otoño cumple este año su 25º aniversario. La cita tiene lugar este fin de semana, 21 y 22 de octubre, y se espera que pasen por Biescas en torno a 10.000 personas.

La directora del comité organizador, Maica Arguás, hace un balance más que positivo de estos 25 años de feria. "A lo largo de estos años hemos ido introduciendo innovaciones con el objetivo de consolidar la feria cada día más y estamos muy contentos con los resultados", explica.

La feria ha ido evolucionando a lo largo de estos 25 años. A la exposición ganadera y la feria de artesanía y gastronomía del polideportivo se han ido sumando diferentes actividades tanto económicas como lúdicas. La cita se ha ido diversificando, dando entrada a nuevos sectores, como el del automóvil, y otros más vinculados a la alimentación como el queso, el paté y las setas.

Cartel de la edición de este año, de Eduardo Viñuales
Cartel de la edición de este año, de Eduardo Viñuales

Se trata de una de las ferias más destacadas del calendario aragonés, no sólo por la afluencia de público (unas 10.000 personas cada año), sino también por la cifra de ventas, tanto de productos gastronómicos como ganaderos y artesanos. 

La edición de este año contará con un total de 130 expositores, la mayoría de ellos de artesanía y alimentación. Este año acuden 25 queserías y siete expositores de productos de pato y oca, seis de ellos franceses y uno navarro. Arguás destaca el papel "vital" de los expositores, pues son los que dan vida y sentido a la feria. "Son quienes la han hecho y la hacen posible. Quienes nos animan con su ilusión y su apoyo constante", señala. 

Por ese motivo, el comité organizador realizará este domingo por la tarde un homenaje a todos los expositores y que será recogido por Teresa Pueyo, una mujer artesana dedicada al trabajo de cantería y talla en piedra natural.

Biescas, capital aragonesa del queso

El queso se ha convertido en los últimos años en uno de los principales atractivos de la Feria de Otoño. Con este son ya catorce los años que lleva celebrándose el concurso de quesos, la actividad estrella de esta cita. Cada año, un jurado selecciona cuatro quesos de entre todos los presentados. Durante la feria, los visitantes pueden participar y degustar los cuatro quesos seleccionados, junto con agua o una copa de vino, para posteriormente votar, en secreto, el que más le haya gustado. Al finalizar la feria se hace recuento de votos y el que más haya conseguido se proclama ganador del concurso.

Como novedad, este año se celebrará también la V Cata Concurso de Quesos de Aragón, que normalmente se realiza en la Feria de la Primavera, pero que este año se ha trasladado marco de la Feria de Otoño con motivo del 25º aniversario, reforzando el protagonismo del queso artesano en Biescas.

Biescas celebrará la V Cata Concurso de Quesos de Aragón
Biescas celebrará la V Cata Concurso de Quesos de Aragón

El otro producto estrella de la Feria de Otoño es la seta. Durante la tarde del sábado se celebra una degustación de tres o cuatro recetas elaboradas con este alimento. Así, a lo largo de estos años los visitantes han podido degustar croquetas de diferentes variedades, risottos, o incluso postres elaborados a base de setas como bizcochos o flanes. También los bares de la localidad ofrecen durante el fin de semana una amplia variedad de tapas en las que las setas son las protagonistas.

Asimismo, cabe destacar también la degustación de ternera que se lleva a cabo la tarde del domingo desde hace muchos años y que se asa al espedo durante todo el día. A estas degustaciones se ha sumado recientemente la de carne de potro o la fondue de queso, que repite tras el éxito inaugural del año pasado, y que tendrá lugar el domingo por la mañana en el Patio de las Escuelas.

Espacio para la cultura

La Feria de Otoño cuenta también con su lado cultural y lúdico. Durante todo el fin de semana se celebran diferentes actividades como la ya tradicional exhibición de juegos tradicionales; el Festival Gorriti con poneys, becerros, gallos de exhibición y jabalíes; los juegos de "Alimentando la Ciencia", o las actuaciones de la Ronda de Boltaña y los Titiriteros de Binéfar.

Este año además, la Feria de Otoño va a contar con un invitado muy especial. El domingo, a las 12.00 horas, en los porches de la plaza del Ayuntamiento se llevará a cabo un sentido homenaje a los oficios tradicionales de la mano del mago Civi-Civiac, campeón del mundo de Street Magic.

También se convoca, desde hace diez años, un concurso de fotografía que tiene como temática la propia feria y que cuenta con tres premios en metálico de 200, 100 y 60 euros. Asimismo, con motivo del 25 aniversario, el Centro Cultural Pablo Neruda acoge una exposición que hace un repaso fotográfico a todas las ediciones de la Feria de Otoño, con sus carteles y programas oficiales.

La exposición temática de 2016 hizo referencia a la indumentaria y los oficios tradicionales
La exposición temática de 2016 hizo referencia a la indumentaria y los oficios tradicionales

Además, en cada edición, el comité organiza una exposición dedicada a una temática en concreto. El año pasado hacía referencia a la indumentaria y los oficios tradicionales y, en esta ocasión, la muestra, que se llevará a cabo en la Sala Cultural El Molino, versará sobre la evolución de la maquinaria en el sector primario del Alto Gállego.

Asimismo, se exhibirán unos murales que han preparado los escolares de Biescas con la feria como temática y que tiene como fin transmitir a los pequeños de la localidad la importancia y "magia" que tiene esta feria para el municipio. "Contar con ellos nos hace felices. Poderles hablar de las ferias de sus antepasados, hacerles cómplices de las ferias presentes, insuflarles el compromiso de las futuras ferias. Ser parte activa de la vida, del otoño, de la magia", asegura Arguás.

Y es que para la directora del comité en la Feria de Otoño de Biescas "ofrecemos productos, bienes y servicios; pero, sobre todo, ofrecemos lo que la gente busca entre nosotros: relaciones, historias… y magia. Para ello hemos trabajado estos últimos 25 años".