Deportes Álex Suárez: "Somos una plantilla nueva y hace falta un periodo de tiempo para encajar del todo"

Álex Suárez: "Somos una plantilla nueva y hace falta un periodo de tiempo para encajar del todo"

La temporada para Tecnyconta Zaragoza ha comenzado con cuatro derrotas en otros tantos partidos. Sin embargo, en la plantilla existe la convicción de que una vez superado un periodo de adaptación el camino virará hacia el lado positivo. Así lo asegura un Álex Suárez que está encantado con la ciudad y el club.

Álex Suárez asegura estar feliz en Zaragoza y en el club. Foto: Esther Casas/Basket Zaragoza
Álex Suárez asegura estar feliz en Zaragoza y en el club. Foto: Esther Casas/Basket Zaragoza

Zaragoza.- Sergi García, Jonathan Barreiro y Tomás Bellas fueron los tres únicos supervivientes en Tecnyconta Zaragoza de una temporada en la que el equipo rozó el descenso a la categoría de plata del basket español. Por tanto, todos los demás son nuevos en un plantel que no ha comenzado bien la campaña y que pide paciencia, tiempo, para terminar de conjuntarse y rendir como saben rendir.

Así lo afirma un Álex Suárez que quiere tener en el club aragonés su despegue profesional, tras unas campañas donde no ha terminado de dar el salto de calidad por falta de minutos. Está encantado con la ciudad, con la entidad y con sus compañeros, destacando a un Jarvis Varnado que le ha sorprendido por sus características humanas.

Pregunta.- Lo primero de todo, ¿qué tal las primeras semanas en Zaragoza?
Respuesta.- Lo hablaba con un amigo que desde el primer día muy bien, la gente, la ciudad, el club y los compañeros. No me puedo quejar de nada y me están tratando muy bien. Y el famoso cierzo está empezando a florecer un poco. Además, la ciudad en Pilares me ha parecido muy bonita y me ha gustado mucho.

P.- Llegó el partido de presentación ante Hapoel y las primeras críticas a Álex Suárez.
R.- Yo creo que es normal. Era el primer partido en el Príncipe Felipe, la gente tenía ganas de ver a los jugadores nuevos, cómo se desenvuelven y cómo juegan. Como yo, muchos estuvimos nerviosos y eso se notó en el campo. Tuvimos ansiedad y no nos salieron las cosas. Empezaron algunas críticas, pero hay que sacar todo lo positivo que se pueda sacar de ellas.

P.- ¿Y cómo va gestionando el equipo esa ansiedad y nerviosismo?
R.- Cuando llegue la primera victoria empezaremos a soltarnos un poco más, a ser lo que somos realmente. Estamos compitiendo todos los partidos, menos ante el Real Madrid, pero tenemos buena plantilla, mucho talento y siempre he dicho que confío mucho en el trabajo del día a día y eso lo hacemos bien por lo que los resultados llegarán.

P.- El enfado al finalizar el partido en Bilbao era evidente. ¿Qué pudo pasar y qué conclusiones se sacan de los últimos cinco minutos?
R.- Lo hemos hablado e intentado sacar los problemas y fue un poco de colapso. Era un campo muy complicado y nos vimos con diez puntos arriba, no sé si lo vimos fácil o nos relajamos un poco, ellos anotaron con más facilidad y el ambiente allí es candente. Empezaron las dudas y eso es lo que nos pasó.

El jugador del Tecnyconta pide paciencia para que el equipo funcione como debe
El jugador del Tecnyconta pide paciencia para que el equipo funcione como debe

P.- Tras un año con pocos minutos, ¿nota que le falta todavía algo para entrar en dinámica de partidos?
R.- Fue un año complicado, entrenamientos con mucho nivel y saqué muchas cosas positivas, pero me falta el ritmo de competición que es lo que más he perdido. Ahora me estoy empezando a sentir más cómodo y me falta rodaje en el campo.

P.- Es un jugador interior con buena muñeca desde fuera. ¿Pero se ve capaz de hacer más cosas?
R.- El último año que estuve en Badalona ya ponía la pelota más en el suelo, que fue lo que perdí en Bilbao y Madrid, y es lo que estoy trabajando con Jota en los entrenamientos. Me hace mucho hincapié en eso, más el rebote y penetrar algo más es lo que busco.

P.- Porque se le ha colocado la etiqueta de promesa, pero querrá convertirse ya en una realidad.
R.- Si tienes una temporada buena y eres joven te ponen etiquetas, pero no creo que sea promesa. Soy un joven jugador joven, español, que intenta hacerse un hueco en la Liga Endesa.

P.- ¿Por qué eligió Zaragoza?
R.- Cuando me dijeron que era una posibilidad, siempre pensé que era un equipo que me había gustado de la época de Eurocup. Me gustaba mucho Toppert, la época de Aguilar y estos jugadores y ver al Príncipe Felipe desde niño con mi padre en casa. Cuando me lo dijeron y hablé con Jota, me convenció y dije que venía directo.

P.- ¿Cómo está siendo el proceso de encajar todas las piezas en el vestuario? Son muchos de fuera y nuevos.
R.- Todo el mundo ha venido con muchas ganas e ilusión como Neal, Blums, Varnado o Michalak. Están trabajando muy duro, no hay ninguna falta de aclimatación porque todo el mundo es muy cercano y buena gente. Sergi, Barreiro y Bellas nos enseñan lo que aporta jugar en Zaragoza y lo que se busca y pide. Somos una plantilla nueva y hace falta un periodo de tiempo para encajar del todo.

P.- ¿Y con quién hace mejores migas en el vestuario?
R.- Migas o no, me llevo muy bien con todo el mundo. Ya conocía antes a Bellas, Triguero, Sergi y Barreiro, había tratado con ellos y al ser españoles influye. Con Michalak también, pero como todos.

El ala-pívot asegura sentirse más cómodo de cuatro que de tres
El ala-pívot asegura sentirse más cómodo de cuatro que de tres

P.- Se ha hablado mucho de los arbitrajes recibidos por el equipo. ¿Qué piensa Suárez?
R.- Sinceramente nunca me ha gustado hablar de ellos. Forman parte del juego y no creo que nos hayan perjudicado en nada. Son cosas que trabajar en equipo y ya está.

P.- Ahora llega Andorra, un rival complicado pero al que toca ganar sí o sí.
R.- Es un partido muy importante y más en casa. Hay que salir con el cuchillo entre los dientes. Andorra no ha tenido un principio como esperaban por plantilla y va a ser un partido muy competido. La afición y nosotros necesitamos una victoria para empezar una dinámica positiva porque cuando llegue la primera se verá con otros ojos.

P.- Jota Cuspinera ha comentado en varias ocasiones que el equipo juega al balonmano.
R.- Somos muchos jugadores nuevos y no nos conocemos del todo. De hacer un pase y saber que va a cortar o estar en ese espacio y se generan dudas. Y llegamos a ese tipo de baloncesto, pero hay que trabajarlo en entrenamientos y saldrán los resultados.

P.- Dentro de esos jugadores nuevos destaca la figura de Varnado. ¿Cómo es fuera del rectángulo de juego?
R.- Me ha sorprendido porque en mi corta carrera he coincido con muchos norteamericanos. Es un tío muy majo, simpático, trabajador y que intenta integrarse hablando español.

P.- Se le ha visto en La Romareda. ¿Cuál es el jugador que más le gusta?
R.- Toquerismo puro y duro. Fui con Sergi a ver un partido y estuvimos vibrando como animales, nos gustó mucho el partido y siempre que podamos iremos. Se puede titular que soy "toquerista", por su garra, talento, calidad y por lo que aporta dentro y fuera.

P.- ¿Cómo vivió el no fichaje de Sebas Sáiz?
R.- He coincidido un par de veces con él en la Selección, nos llevamos bien pero no es una amistad fuerte. Me alegré que pudiera recalar, pero es un negocio y en un día puede pasar lo que sea. Recaló en Burgos, hubiera sido una buena incorporación o no, nunca se sabe, pero que tenga mucha suerte y lo "pete".

P.- ¿Se ha planteado volver a jugar de tres?
R.- Sí, siempre lo he dicho, pero prefiero jugar de cuatro abierto. Es donde puedo sacar más rendimiento.