Economía El Gobierno de Aragón invierte 13,5 millones en formación para desempleados

El Gobierno de Aragón invierte 13,5 millones en formación para desempleados

El Gobierno de Aragón ha abierto una convocatoria de ayudas de más de 13,5 millones de euros en diversos programas de formación de personas desempleadas. El objetivo es ofrecer una educación ajustada a las necesidades individuales y del sistema productivo. El plazo para presentar las solicitudes acaba el próximo 6 de noviembre.

El plazo para presentar las solicitudes acaba el próximo 6 de noviembre
El plazo para presentar las solicitudes acaba el próximo 6 de noviembre

Zaragoza.- El Gobierno de Aragón ha abierto una convocatoria de ayudas de más de 13,5 millones de euros, que se pueden solicitar hasta el próximo 6 de noviembre, para diversos programas de formación de personas desempleadas en la Comunidad con el objetivo de que adquieran competencias que mejoren su empleabilidad.

Por Orden EIE/1561/2017, de 9 de octubre, se ha aprobado la convocatoria para la concesión de subvenciones públicas para la ejecución de acciones formativas dirigidas a trabajadores desempleados del Plan de Formación para el Empleo de Aragón. Esta convocatoria se ha publicado en el BOA de 20 de octubre de 2017.

Se trata de la primera convocatoria que se pone en marcha de conformidad con la nueva normativa instaurada tras la aparición del Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, que desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral.

Las acciones formativas objeto de financiación en esta convocatoria tienen como objetivo prioritario ofrecer a los trabajadores desempleados una formación ajustada a las necesidades formativas individuales y del sistema productivo, que les permita adquirir las competencias requeridas en el mercado de trabajo y mejorar su empleabilidad. La concesión de las subvenciones se realizará en régimen de concurrencia competitiva, atendiendo a los principios de objetividad, igualdad, transparencia y publicidad.

La convocatoria está dotada con un total de 13.537.250 euros, que se distribuyen entre tres programas. En primer lugar está el programa general, dotado con 9.865.988,30 euros, que se destina a acciones formativas dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad de niveles 2 y 3. Esta formación se programará por itinerarios formativos completos, que incluyen la totalidad de los módulos formativos que componen el certificado de profesionalidad o bien por itinerarios formativos parciales, en aquellos casos en que se incluyan uno o varios módulos formativos que forman parte de un certificado de profesionalidad. También se contemplan acciones formativas de especialidades formativas no conducentes a la obtención de un certificado de profesionalidad, que serán programadas por el itinerario formativo completo.

En segundo lugar se encuentra el Programa específico de certificados de profesionalidad de nivel 1, dotado con 2.671.261,70 euros, y dirigido a trabajadores desempleados con bajo nivel de cualificación. Su objetivo es iniciar itinerarios formativos que les permitan acceder a certificados de profesionalidad de nivel superior y una mayor empleabilidad. La oferta formativa de este programa estará formada por certificados de profesionalidad completos, dado que su duración es normalmente menor que la de los de niveles medio y superior.

Por último, y dotado con 1.000.000 de euros, el Programa específico de formación dirigido a personas desempleadas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación profesional. La citada cuantía duplica los fondos previstos en anteriores convocatorias para los programas de innovación social, cuyos beneficiarios eran también personas pertenecientes a estos colectivos.

Los certificados de profesionalidad y otras especialidades formativas convocadas en cada uno de los programas se incluyen como anexo a la convocatoria. Su selección se ha efectuado a través del sistema de detección de necesidades formativas que el INAEM tiene configurado desde hace años y en el que participan empresas, agentes sociales, técnicos especialistas del Instituto Aragonés de Empleo y de otras entidades repartidas por el territorio aragonés.

A su vez, esta información se completa con los datos obtenidos de fuentes estadísticas como son los sectores con mayor nivel de contratación o con mayor crecimiento en su actividad económica. Además, se tienen en cuenta de manera especial los últimos estudios que en materia de actividad económica y tendencias del mercado de trabajo se han publicado por instituciones de reconocido prestigio en esta materia.

Mejor distribución territorial

En este sentido, hay que resaltar la novedad que se introduce en la presente convocatoria de llevar a cabo una distribución más precisa a nivel territorial en materia de especialidades formativas convocadas. A estos efectos y tomando como fuentes de información las ya citadas anteriormente, para los dos primeros programas se ha dividido el territorio aragonés en ocho zonas que comprenden comarcas con afinidades en materia económica y necesidades semejantes en materia de formación.

En cada una de ellas se han convocado aquellas especialidades formativas respecto de las que se ha detectado una especial necesidad en esa zona y para las que existe infraestructura formativa que permite su impartición.

En relación con el tercero de los programas, dirigido a personas desempleadas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación profesional, las fuentes de información en materia de necesidades formativas de estos colectivos se han obtenido a partir de las consultas efectuadas a entidades sin ánimo de lucro especializadas en su atención y, en especial, las integradas en la Red Aragonesa de Inclusión Social.

Del primero de los programas se han previsto un total de 142 especialidades formativas distintas, entre certificados de profesionalidad completos, módulos parciales y especialidades no asociadas a dichos certificados. Del segundo de los programas figuran previstos un total de 35 certificados de profesionalidad completos de nivel 1 o básico. En lo que se refiere al tercero de los programas, se contemplan hasta un total de 52 especialidades formativas distintas que pueden ser objeto de elección por parte de las entidades de formación solicitantes.

Dado que de cada una de las especialidades y certificados que se relacionan se impartirán varios cursos repartidos por todo el territorio aragonés, el número estimado de cursos a adjudicar e impartir será de unos ochocientos, en los que participarán más de diez mil alumnos y alumnas en desempleo, que verán de esta manera mejoradas sus posibilidades de obtener un puesto de trabajo.

En materia de especialidades formativas a impartir son numerosas las novedades en relación con convocatorias anteriores. Como ejemplo pueden citarse los nuevos cursos de informática denominados “Essentials” en administrador de sistemas, de bases de datos y de programación web. Estas especialidades formativas, cuya inscripción en el catálogo nacional ha sido promovida por el Instituto Aragonés de Empleo, vienen a cubrir una importante carencia detectada como necesidad acuciante de las empresas aragonesas del sector de las nuevas tecnologías. Con ellas se pretende introducir en esta área profesional y dotar de conocimientos informáticos básicos a personas procedentes de otros sectores de actividad o formativos, a los que seguidamente se les especializará con acciones formativas posteriores acordes con los programas informáticos que los fabricantes de software ponen en marcha de manera novedosa a través de empresas tecnológicas aragonesas.

Se trata de un sector en el que hay una grave carencia de profesionales formados en estas nuevas tecnologías, con un importante número de puestos de trabajo esperando a ser cubiertos.

Con carácter general tendrán prioridad para participar en estos programas las personas desempleadas con baja cualificación, los parados de larga duración, las mujeres no incorporadas al mercado laboral hace más de cinco años, las personas con discapacidad y otras pertenecientes a colectivos en riesgo de exclusión social y laboral.

Las personas discapacitadas que participen en estas acciones podrán obtener una beca por su asistencia, estando prevista también la compensación del coste que para los centros de formación pueda suponer la contratación de asistentes e intérpretes de lengua de signos, que les faciliten su acceso al aprendizaje. Igualmente están previstas para cualquier participante que lo solicite, ayudas para la conciliación familiar y transporte e incluso para alojamiento y manutención en casos especiales.

El plazo de solicitudes para las entidades de formación solicitantes está abierto hasta el día 6 de noviembre, estando prevista su resolución para diciembre de este año. Los cursos de formación se desarrollarán entre ese mes y el 30 de septiembre de 2018.

 
El plazo para presentar las solicitudes acaba el próximo 6 de noviembre