Hace un año
Te quiero verde, no marrón - Aragón Digital últimas noticias
Te quiero verde, no marrón

Te quiero verde, no marrón

"Verde, que te quiero verde. No marrón" es la nueva campaña que ha impulsado el Ayuntamiento de Zaragoza para disuadir a los incívicos propietarios de perros que no recogen sus deposiciones en las calles y parques. Seis agentes comunitarios recorrerán los parques de Miraflores, Delicias, la plaza de los Sitios, Constitución y Sagasta.

Cada vez son menos las personas que no recogen los excrementos de sus perros en las calles y parques
Cada vez son menos las personas que no recogen los excrementos de sus perros en las calles y parques

Zaragoza.- Cada vez son menos las personas que no recogen los excrementos de sus perros en las calles y parques de la ciudad, pero sigue siendo un problema real. Es por ello que el Ayuntamiento, de la mano de FCC, ha iniciado la campaña "Verde, que te quiero verde. No marrón", que busca informar a los dueños de los animales de las consecuencias que tiene no recoger las deposiciones.

Viales y jardines sucios, malos olores, resbalones y caídas, problemas de salud pública... Son sólo algunas de las consecuencias que tiene no recoger los excrementos caninos. Esta iniciativa busca conseguir que todas las personas que tienen perro actúen de forma responsable.

La iniciativa además permitirá generar empleo ya que se ha contratado a seis agentes comunitarios para realizar esa labor de información y concienciación. Se trata de seis personas con especiales dificultades para su inserción laboral que han sido derivadas desde los centros municipales de Servicios Sociales y que recorrerán zonas verdes y viales de la ciudad cuatro horas al día hasta mediados de diciembre.

En concreto, el programa empezará actuando en la plaza de Los Sitios y sus alrededores, el parque Miraflores, los bulevares del paseo de la Constitución y Sagasta, y varias zonas de Las Delicias, incluido el parque. Se han elegido estos espacios al entender que son algunos de los que se registran más excrementos sin recoger.

"Es una marranada"

El objetivo es informar a los dueños de las consecuencias de no recoger las deposiciones
El objetivo es informar a los dueños de las consecuencias de no recoger las deposiciones

Para el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, resulta cuanto menos "curioso" que, a excepción de Las Delicias, el resto de zonas son calificadas como de "alto standing", por lo que "sociológicamente significa que no va de clases sociales ni edades, sino que hay guarros incívicos ricos y pobres, viejos y jóvenes e infantiles". Eso sí, Rivarés ha incidido que es entre la infancia donde menos incívicos hay. "Digamos que evolucionamos y que la escuela pública hace su trabajo porque hay muchas veces que son los niños los que enseñan a los adultos".

La otra explicación, ha dicho Rivarés, está relacionada con los usos. En este sentido ha puesto como ejemplo el Parque Grande José Antonio Labordeta. "Allí vamos a correr, patinar, tomar vermú, hacer fiestas, jugar al baloncesto, a hacer el amor, a leer y también a pasear a nuestros perros", ha indicado el consejero municipal. Es por ello que "como hay tanta gente y tantos usos se cortan de no recoger los excrementos". Pero esto, ha apuntado, "no pasa en otras zonas por la noche donde no hay usos y casi tampoco hay personas y estos incívicos pasan desapercibidos".

Esto quiere decir, apunta Rivarés, que la gente sabe que lo que está haciendo "es una marranada como un piano, pero como creen que no les ven, no les importa hacerlo". Por eso la campaña no es de propaganda o reparto de folletos, sino "de concienciación de la responsabilidad en nuestra ciudad y en la comunidad humana y canina en la que vivimos".

Seis agentes comunitarios

El proyecto "Verde, que te quiero verde. No marrón" tiene carácter trasversal y cuenta con la implicación de FCC, de diferentes servicios municipales (Oficina del Espacio Urbano y Gestión de Residuos, Parques y Jardines, Oficina Municipal de Protección Animal, Policía Local, Comunicación, Educación), Salud Pública del Gobierno de Aragón, el Colegio de Veterinarios de Zaragoza y colectivos como Aula Animal.

Esta campaña cuenta con un presupuesto de 40.000 euros que corren a cargo de FCC
Esta campaña cuenta con un presupuesto de 40.000 euros que corren a cargo de FCC

La labor que realizarán los agentes comunitarios en calles y parques irá acompañada de una campaña divulgativa en redes sociales. Mediante vídeos, imágenes y textos se explicará a la ciudadanía los problemas de salud pública que pueden ocasionar los excrementos o las afecciones medioambientales, todo ello de la mano de profesionales de cada sector. 

Hind Hakim es una de las mujeres que trabajará como agente comunitario. Además de concienciar y disuadir a la gente que cometa estos actos incívicos, también darán consejos e información. Entre ellos, ha dicho, "decimos que cualquier bolsa vale, cualquier papelera también sirve para tirar los excrementos e incluso se puede recoger con un papel".

Pero no sólo hablarán de excrementos. Respecto a la orina, por ejemplo Hakim insiste en que "los propietarios pueden arrojar un poco de agua sobre la orina de sus perros para evitar malos olores, molestias y enfermedades en el futuro próximo".

Esta campaña cuenta con un presupuesto de 40.000 euros que corren a cargo de FCC. El jefe de Producción, Roberto Ara, ha destacado que cada día más gente recoge las deposiciones, pero que, aún así, "sigue siendo un problema frecuente que afecta a la estética de la ciudad, pero también a la salud pública".

El Ayuntamiento de Zaragoza destina cada año 44 millones de euros a la limpieza de la ciudad. Nueve de ellos son, exclusivamente, para limpiar las zonas verdes.