Tribuna Digital Estudiar Ingeniería: la puerta a un mundo cada vez más tecnológico

Estudiar Ingeniería: la puerta a un mundo cada vez más tecnológico

Una gran incógnita para muchos jóvenes cuando se acercan estas fechas es elegir el futuro de sus estudios. Por un lado, existe la opción de hacer un ciclo superior de formación profesional dentro de la amplia oferta existente y, por otro, decantarse por estudiar un grado universitario (de letras, ciencias o tecnológico).

Una gran incógnita para muchos jóvenes cuando se acercan estas fechas es elegir el futuro de sus estudios. Por un lado, existe la opción de hacer un ciclo superior de formación profesional dentro de la amplia oferta existente y, por otro, decantarse por estudiar un grado universitario (de letras, ciencias o tecnológico).

Sin duda, salvo que se tenga una vocación definida, es una decisión difícil y sobre todo trascendental. Gran parte del futuro, a priori incierto de los jóvenes a estas edades, dependerá de que elijan la opción acertada.

En cualquier caso, creo que hay un punto de partida para todos ellos: estudiar algo que les guste, les cree avidez por conocer y aprender y llegue con el tiempo a entusiasmarles. La  puerta para ser feliz en el trabajo es disfrutar de lo que se hace.

Decantarse por estudiar aquello que se presenta como más sencillo y que exige menos esfuerzo a la larga puede ser un error porque la oferta laboral es insuficiente o porque supone hacer un trabajo que puede ser frustrante. Desgraciadamente, en algunos casos los jóvenes eligen aquello que piensan que “requiere” menos esfuerzo. Entre los estudios que consideran que requieren gran esfuerzo se encuentran las Ingenierías. 

Desde hace unos lustros, las Ingenierías son consideradas como estudios universitarios difíciles y que exigen gran esfuerzo. Por ello, y también por la crisis económica y por otros factores sociológicos, el número de estudiantes de Ingeniería ha descendido. Sin embargo, se trata de estudios y profesiones con gran futuro, ya que vivimos en una sociedad cada vez más tecnológica y  que tienen una buena demanda en el mercado laboral, ya sea en nuestro país, en el extranjero o en ambos casos, según la rama de la Ingeniería elegida.

El abanico de estudios de Ingeniería es muy amplio:  Ingenierías de la rama industrial (Mecánica, Electricidad, Electrónica, Mecatrónica, Organización industrial, Tecnologías industriales, etc); de las TIC (Telecomunicaciones, Informática); de la obra civil (Ingeniería civil); de la rama agraria (Agrícola y Forestal), y otras como (Química, Geomática, etc.)

Una amplia oferta que se puede estudiar casi en su totalidad en los centros universitarios de Aragón: Unizar, Eupla (centro adscrito de Unizar) o USJ (universidad privada) y que a buen seguro tiene un futuro prometedor para sus egresados. Finalmente, conviene recordar que todo en esta vida requiere esfuerzo y que es muy gratificante encontrar soluciones y aportar mejoras en la vida de las personas. Algo que desde las Ingenierías se hace constantemente.


* Presidente del Consejo de Colegios de Ingenieros Técnicos Agrícolas de España.
 
Oferta y demanda
   
El clima laboral en la Administración