Educación Coaching Educativo: la herramienta de la enseñanza del futuro

Coaching Educativo: la herramienta de la enseñanza del futuro

La Universidad de Zaragoza ha sido la encargada de acoger el I encuentro de Investigación sobre Coaching Educativo. Un evento que se ha desarrollado en dos jornadas y que es pionero a nivel nacional e internacional por hacer una reflexión sobre la importancia de esta metodología de enseñanza en las aulas.

Es una herramienta que busca sacar el máximo rendimientos a docentes y alumnos
Es una herramienta que busca sacar el máximo rendimientos a docentes y alumnos

Zaragoza.- El coaching es un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas. Una innovadora forma de sacar el máximo rendimiento de las personas en su entorno laboral y personal, que desde hace casi cinco años se está intentando llevar a las aulas gracias a la labor de la Asociación de Coaching Educación Formación (ACEF).

Con este objetivo, la Universidad de Zaragoza acogió la semana pasada un encuentro de investigación, pionero a nivel nacional e internacional, relacionado con esta materia y que trató de comenzar a poner remedio al mayor hándicap con el que cuenta el coaching educativo: su corto recorrido y la falta de base investigadora. Alejandra Cortés es la presidenta de ACEF y asegura que su principal meta es impulsar esta clase de encuentros "donde se expongan qué investigaciones se están haciendo en este sentido, y qué práctica real se está haciendo del coaching en las clases".

Coaching  educativo

La disciplina del coaching tiene muchas vertientes. Las empresas valoran cada vez más la posibilidad de contratar estos servicios para motivar a sus trabajadores y obtener mejores resultados. Algo similar busca el coaching educativo, pero aplicado a equipos directivos, profesores y alumnos. "Mediante el diálogo socrático, la conversación, o las preguntas poderosas, y aplicando también herramientas que proceden de otros campos como la inteligencia emocional o la psicología positiva, pueden lograr que el proceso sea todavía más enriquecedor", explica Cortés.

Algunos de los beneficios personales que se adquieren gracias a esta práctica son la adquisición de conocimiento sobre uno mismo; conocer y comprender los sentimientos; superar los bloqueos y las resistencias al cambio; abordar los conflictos tanto personales como de los compañeros de trabajo, padres y alumnos; desarrollar relaciones de confianza y técnicas de comunicación, así como la humildad individual.

La DGA está implicada en la formación del profesorado en este sentido
La DGA está implicada en la formación del profesorado en este sentido

Para la presidenta de ACEF este manejo de los sentimientos está directamente vinculado con los éxitos profesionales que se pueden desarrollar después. "Los beneficios profesionales son numerosos", asegura haciendo referencia a la capacidad de los docentes de tomar conciencia de la realidad educativa y formativa, de desarrollar técnicas de liderazgo dentro del aula, y mejores estrategias de aprendizaje con los alumnos, así como implantar técnicas de planificación estratégica en el aula.

"Está en la línea humanista de mejorar lo que es el proceso de enseñanza de aprendizaje desde el punto de vista más humano", señala Cortés, que confía en que esta tendencia se logre asentar en la sociedad como una nueva forma de entender la enseñanza. "Cuando surgió todo el movimiento de la inteligencia emocional todo el mundo lo cuestionaba y ahora nadie niega sus efectos. Algo así tiene que pasar con el coaching educativo, no puede quedarse en una mera moda", apunta.

¿A quién se dirige?

El coaching educativo está dirigido a numerosos colectivos. Por ejemplo, docentes de todas las etapas educativas que quieran completar su formación académica con el coaching, Programación Neurolingüística Inteligencia Emocional, equipos directivos de centros educativos y formativos que quieran introducir el coaching en sus centros, también a profesionales de los Equipos de Orientación Psicopedagógica y Departamentos de Orientación (Psicólogos, Psicopedagogos, Pedagogos, Trabajadores Sociales y Educadores Sociales).

Y de igual manera, y aunque esté menos relacionada con la educación básica, esta metodología se puede aplicar a personas que trabajan en la Educación de Adultos como facilitadores de la formación permanente, profesionales que se dedican a la formación en Organizaciones Sociales como facilitares del cambio, asociaciones relacionadas con la educación que quieran dar un servicio de calidad, gabinetes privados y consultas de Psicología para dar una atención emergente como es el coaching, y a titulados medios y superiores en áreas vinculadas con la educación, la formación, la psicología, la psicopedagogía y lo social que deseen adquirir o ampliar sus habilidades interpersonales y grupales.

El coaching se puede aplicar a niños desde los tres años
El coaching se puede aplicar a niños desde los tres años

"Las competencias técnicas y saberes que adquiere el alumno son importantes, sin embargo, cada vez más, el saber comunicarse y el saber estar son herramientas básicas para desarrollarse personal y profesionalmente, y el coaching ayuda a mejorarlas", asegura Cortes. La base del coaching educativo es adecuarse al nuevo paradigma de la educación, que demanda un nuevo enfoque que cree personas lo más competentes posibles, "no solo en conocimientos".

En qué consiste el proceso

En el mundo educativo, los procesos de coaching se pueden abordar desde una doble perspectiva que es lo que va hacer que tenga el coaching educativo entidad propia, ya que el docente puede realizar procesos de coaching por un lado a su alumnado (niños y adolescentes) dependiendo de la etapa educativa que imparta, pero también procesos de coaching a adultos sobre todo familias y también compañeros docentes que lo deseen.

El coaching educativo tiene unas peculiaridades propias que dependerán de si se está realizando un proceso infantil o adulto, y ello determinará el número de sesiones. De manera orientativa en el caso de niños se puede llevar a cabo un proceso de coaching de 2-3 sesiones y en el caso de adolescentes y adultos de 3-9 sesiones.

"Es importante destacar que no existe ningún proceso igual a otro", asevera la presidenta de ACEF que, sin embargo, apunta que todos los procesos de coaching tienen en común una pequeña estructura: Presentación o acogida (fase 1); nudo (fase 2); desenlace o final (fase 3).

Lo fundamental es saber qué se quiere conseguir, "marcarse objetivos". "Sin objetivos no es posible el coaching", señala Cortés. "Es una metodología muy reactiva de intervención, no se centra en el pasado sino que mira constantemente al futuro, no aborda problemas psicológicos, para esto está psicoterapia. Se trabaja por metas a superar", explica.

ACEF: Una entidad pionera

La Asociación Coaching Educación y Formación (ACEF) surgió el 28 de mayo de 2012 en Zaragoza como demanda de reflexión, formación, implementación y acreditación del campo de coaching al mundo educativo formal, no formal e informal de una forma rigurosa, comprometida y con calidad.

Aunque existían en ese momento diferentes asociaciones regionales, nacionales e internacionales, ninguna de ellas acogía en sus objetivos el Coaching Educativo como un referente en su teoría y praxis.

Con el impulso, esfuerzo e ilusión, fundamentalmente de Esperanza Cid y Alejandra Cortés, se fundó esta Asociación, que va creciendo cada día. "Estamos abriendo sede en Madrid, y Valencia y Andalucía ya han mostrado interés", asegura Cortés.

El coaching educativo está dirigido a numerosos colectivos
El coaching educativo está dirigido a numerosos colectivos

La asociación funciona con voluntarios que quieren que así como las empresas tienen cada vez más en cuenta estas prácticas, los centros escolares se contagien y conozcan los beneficios que les puede acarrear aplicar estas herramientas en las aulas. "No queremos que se quede en una moda pasajera, queremos asentarlo en la sociedad", apunta.

En este sentido, la DGA ya ha mostrado su interés y dentro del programa de innovación en la enseñanza que está aplicando, ha apostado por la formación a los docentes en este ámbito. "Aunque económicamente no esté aportando nada, el Gobierno está apoyando mucho la formación docente y eso es importante ya que el primero que tiene que cambiar para lograr un progreso en sus alumnos es el mismo profesor", argumentan desde la asociación.

Así, las jornadas que se celebraron la pasada semana en la Universidad de Zaragoza lograron reunir a más de 115 profesores interesados en conocer de cerca cómo el coaching puede mejorar los resultados académicos de sus pupilos. "Decimos que ha sido un espacio pionero y único en España y en el mundo porque no hemos encontrado eventos similares que hagan una reflexión y estudio sobre esta materia como aquí lo vamos a hacer", señala Cortés.

El encuentro surge del convenio entre ACEF y la UZ y, tal y como explica Cortés, "queremos mejorar el aval investigador del coaching impulsando estas actividades para saber que investigaciones se están haciendo en este sentido, y qué práctica real se están haciendo de las mismas".

"Estamos muy satisfechos con el EICE (nombre del encuentro) 2016, y confiamos en que sea el primero de muchos. La respuesta es positiva", concluye la presidenta de la entidad.