Nuestra psicóloga de cabecera contestará sus dudas

El psicólogo responde a...

Mi marido y yo no hemos podido concebir hijos, mi hermana tiene dos preciosos y pese a que los adoro, no puedo reprimir la rabia que tengo por dentro...

Cuando tomas la decisión de tener un hijo y los resultados de las pruebas de embarazo son negativas, emociones como la ira, la rabia y la frustración comienzan a adueñarse de uno mismo.

En tu caso, la rabia es un sentimiento que aparece como válvula de escape emocional, porque ves en tu hermana el logro de algo que tú no has conseguido. Quieres alegrarte porque la quieres, pero a la vez esta situación te recuerda lo que más te duele. Lo importante es no dejarse llevar por este sentimiento, racionalizarlo y transformarlo de nuevo en amor. No puedes cambiar la situación, pero la actitud con la que escoger afrontarla solo depende de ti.

Habla de cómo te sientes cada vez que lo necesites con tu marido e incluso con tu hermana. Hablar ayuda a ordenar las ideas, a relativizar y a darle sentido a lo que sentimos, porque el hecho de hablar te hace pensar.

Mi consejo: Asumir las dificultades y compartirlas con la gente a la que quieres es sinónimo de ser fuerte y de tener un corazón grande.

Ver más preguntas

 

Pueden enviar sus consultas de forma anónima a esta dirección: redaccion@aragondigital.es